LocalPortada

Javier Iglesias se coge la dedicación exclusiva en la Diputación tras cesar como senador

No perdona ni un día de sueldo integro para dos meses que quedan

El presidente de la Diputación, Javier Iglesias (PP)), se ha cogido la dedicación exclusiva en la institución provincial el mismo día que ha cesado como senador, y no ha perdonado los dos meses que quedan de legislatura hasta las municipales de mayo.

 

El PSOE denunció este miércoles que esta ha sido «la única gestión de Javier Iglesias al frente de la Diputación».

La portavoz del Grupo Socialista en la Diputación de Salamanca, Carmen García, ha reclamado al presidente de la Diputación la misma celeridad y eficiencia para poner en marcha los planes provinciales, entre otras inversiones, que ha tenido para acogerse a la dedicación exlcusiva y «autoaprobarse el correspondiente sueldo que esto supone, el mismo día que ceso como Senador, ya que dicha dedicación exclusiva y sus correspondientes emolumentos no eran compatibles mientras ocupara escaño en la Cámara Alta».

García ha exigido al equipo de gobierno del PP «eficacia, diligencia, agilidad y rapidez a la hora de ejecutar y poner en marcha las inversiones provinciales y los proyectos que año tras año se prometen y se presupuestan pero que luego nunca se ejecutan, en tiempo y forma, y en el ejercicio  previsto, con los consiguientes perjuicios para los Ayuntamientos, los habitantes y los municipios de las zonas rurales de Salamanca».

Ha calificado como «nefasta» la gestión que el equipo de gobierno del PP encabezado por el concejal de Beleña, Javier Iglesias, y ha puesto como ejemplo las modificaciones de crédito que llevarán al próximo Pleno de la institución provincial por un importe de 78 millones de euros,o lo que es lo mismo, «dinero que estaba presupuestado y previsto ejecutar en inversiones durante el año pasado y que por la falta de diligencia, agilidad y de eficacia en la gestión no ha sido capaces de hacer llegar a los pueblos».

Un hecho que, según la portavoz socialista, «se repite una y otra vez a lo largo de todas las legislaturas: promesas y venta de humo que luego nunca se llegan a cumplir y a ser una realidad o, en el mejor de los casos, llegan con retraso y nunca en el año o ejercicio previsto».


Noticias relacionadas

Botón volver arriba