LocalPortadaSucesos

Lo echan de un bar y ocasiona un incendio en Salas Bajas

El pirómano se enfrentó a la Policía al detenerlo

Agentes de la Policía Nacional de Salamanca han detenido a un individuo de 42 años, con antecedentes, como presunto autor del incendio provocado este domingo por la noche en la zona del Puente de la Universidad y el complejo deportivo de Salas Bajas, que fue extinguido por las dotaciones de Bomberos, en el que ardieron dos hectáreas de terreno, con daños en postes de la luz y en los viveros próximos al complejo deportivo.

 

La colaboración ciudadana propició la intervención policial y la detención del presunto autor, que ofreció resistencia a los agentes y profirió graves amenazas hacia ellos y sus familiares.

Intervención policial

Los agentes fueron avisados para ir a la zona de Huerta Otea donde había un gran incendio. Al llegar vieron varios focos desde el puente de la Universidad y bordeando el complejo deportivo de Salas Bajas, en dirección a unos viveros que se encuentran al lado.

Los agentes cortaron el carril de subida hacia la zona Centro de Salamanca por el Puente de la Universidad, por el riesgo para el tráfico rodado, hasta la llegada de las dotaciones de bomberos que con su rápida intervención lograron controlar el incendio, evitando con ello el riesgo para las personas, manifestando que habían observado cinco focos diferentes.

Detención

Cuando las dotaciones de Bomberos se encontraban efectuando las labores de extinción, los agentes se desplazaron hacia las proximidades de un establecimiento de hostelería del Paseo del Progreso donde varios testigos afirmaron haber visto al posible autor del incendio.

Una vez en el lugar, averiguaron que el ahora detenido había pedido una consumición en un establecimiento de hostelería y al no tener dinero para abonarla fue invitado a abandonar el local. Entonces se dirigió hacia una pasarela próxima al río donde se agachó y prendió la vegetación de la zona, introduciéndose posteriormente en esta,  hacia el río.

Los componentes de dotaciones policiales, tanto de Policía Nacional como de Policía Local realizaron una requisa de la zona con resultado inicial negativo, aunque tras retirar los vehículos y esperar un rato entre la maleza, vieron como un varón, que coincidía con las características aportadas por los testigos, salía descalzo y con el torso descubierto, empapado, emprendiendo la huída a la carrera al recibir la indicación de “¡alto, Policía!”. Lo alcanzaron y negó inmediatamente y sin ser preguntado su implicación en los hechos.

El pirómano ofreció «una fuerte resistencia» a la detención, profiriendo de forma reiterada amenazas contra los agentes y sus familiares.



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba