Cosas de la vida

Una ballena varada en Salave

 

Hay ocasiones en las que parece que una extraña premonición nos acompaña.

Será una casualidad pero hace unas semanas nuestro colaborador Emiliano Jiménez nos escribió una de sus «ocurrencias» sobre la isla volcánica Stromboli, cerca de Nápoles, y a los pocos días ese volcán entró en erupción, acabando con la vida de un turista.

Ahora se ha vuelto a dar un caso parecido. Hay en la costa del Occidente de Asturias, una más de sus preciosas calas, El Figo, entre Tapia de Casariego y Salave. De ella nos habló Emiliano Jiménez hace apenas dos semanas en otra «ocurrencia». El pasado martes varó en esta cala una gran ballena de 16 metros, un rorcual común. Los sonidos que emitía, aún viva, atrajeron la atención de un pescador que informó rápidamente al 112. El animal falleció a las pocas horas.

Parece ser que las autoridades quieren conservar el esqueleto de este mamífero marino pero la tarea que se han propuesto es muy difícil por el acceso a la cala de El Figo, muy vertical y sólo accesible por un estrecho sendero serpenteante.

Mientras tanto, es de suponer que muchísimos curiosos querrán llegar hasta allí, pero se encontrarán con el repugnante olor de la putrefacción del animal.

Según informó El Comercio, fue un particular que se encontraba pescando cerca de la costa con su embarcación quien dio aviso al presidente de Cepesma alrededor de las 10.30 horas de esta mañana. Al parecer, se asustó al escuchar unos golpes muy fuerte que además se veían amplificados por el eco generado por las rocas. Cuando se acercaron a la zona este de la cala, vieron la gran cola del animal que, en ese momento, se encontraba todavía vivo. Finalmente, falleció a las 13.00 horas, probablemente debido a los fuertes golpes contra la costa dejando abundante sangre en el agua. Se ha dado aviso al 112 para informar de su presencia aunque se espera que la marea ayude a sacarlo de la zona en las próximas horas.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba