Provincia

Denuncian que la Diputación quiere arrancar olivos centenarios y paredes de piedra en la sierra

Por las obras en la carretera entre Los Santos y San Esteban de la Sierra

La plataforma ciudadana para la defensa de los olivos centenarios y las paredes de “piedra seca” situados en la carretera de Los Santos a San Esteban de la Sierra expresó este jueves ante la Diputación de Salamanca su rechazo a las obras que pretende llevar a cabo la institución provincial en esa vía, cuyo proyecto incluye arrancar varios olivos centenarios y paredes de piedra seca que antaño servían para delimitar las parcelas.

 

 

El asfaltado de la carretera tendrá lugar desde el punto kilométrico 5,350 hasta su final en la desembocadura en la carretera SA-205.

La plataforma señala que la Diputación Provincial pretende ejecutar un proyecto de obra que en la fase de expropiaciones ha dejado al descubierto la posible destrucción de cientos de metros de tapias y paredes de bancales así como de, al menos, siete olivos centenarios (algunos de unos ochocientos años de antigüedad).

Desde la Plataforma entienden que “deben corregirse estos desaguisados contra un patrimonio cultural y ambiental que nos legaron con mucho esfuerzo nuestros antepasados, máxime cuando las mejoras de la carretera discurren por el trazado actual y hay espacio para mejorar el firme sin provocar daños ambientales y paisajísticos ni disminuir la seguridad del tráfico”.

La Diputación les ha respondido que esos muros se quitarán y que quien quera luego pude volver a ponerlos.

“La Ley de Carreteras obliga a la expropiación de los mismos y que el propietario es indemnizado por ello. En sus terrenos se realizará el cerramiento oportuno tal y como marca la Ley. Posteriormente los propietarios tienen la legítima libertad de reponer, si así lo desean, el muro de piedra”, indica la Diputación.

La plataforma ciudadana agrega que en las comunidades autónomas de Murcia y El País Valenciano disponen de leyes que prohíben la tala y/o el arranque de olivos y otros árboles centenarios y en otras comunidades y países la protección de las construcciones de piedra seca como los miles de «paredones» que tenemos en la Sierra de Francia. “¿Por qué en Castilla y León no cuidamos y protegemos estos valores?”, se preguntan.

La Diputación dice que “los olivos de la zona del cementerio son nueve, de los cuales solo dos, por su especial porte, se pueden considerar como `singulares´ y sólo uno de estos dos está catalogado como tal. Estos olivos no se verían afectados por la obra. Los otros siete olivos de esta zona serán trasplantados por una empresa especializada, que ejecutará para ello un proyecto de seguimiento y mantenimiento por dos años. El resto de olivos, que no tienen consideración especial, si no afectan a la seguridad vial, se mantendrán en su ubicación de dominio público”. Trasplantados por una empresa especializada, que ejecutará un proyecto de seguimiento y mantenimiento por dos años. Toma ya.



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba