Cosas de la vida

La Casa Real lo quita de la agenda oficial, pero le deja el coche oficial y los guardaespaldas

 

Han pasado 24 horas desde que salió Iñaki Urdangarín por primera vez de la cárcel de mujeres de Brieva Tiempo suficiente para sopesar lo que ocurrió tanto en Ávila, como en Madrid.

Por ponernos en situación, algo que vio toda España. Iñaki Urdangarín sale a eso de las nueve de la mañana de prisión de Ávila en coche oficial y con dos guardaespaldas, que como todos sabemos, pagamos con nuestros impuestos.

Llega tranquilamente a Madrid, sin ningún estrés, porque ya no hay atascos a esas horas y porque él no conducía. Además, el coche oficial lo deja a la puerta de su trabajo. No tiene que buscar aparcamiento.

Entra en el recinto y allí, según el director, es tratado como un voluntario más. Realiza las tareas que le han encomendado y se vuelve a dormir a la cárcel.

Impresionante, debemos de ser el hazmerreír del mundo entero. Solo en España llevamos presos en coches oficiales hasta la puerta del centro donde se realiza el voluntariado. Claro que, ahora mismo en España, tenemos un planten de presos que muchos de ellos tienen chófer y guardaespaldas.

La Casa Real ha quitado de la agenda oficial a la Infanta Cristina y a su marido, pero no les ha quitado los privilegios de tener coche, chófer y guardaespaldas. Vamos, que lo único que le ha quitado es el trabajo. Dice un dicho muy castizo: ‘Así se las ponían a Felipe II’.

El actor Daniel Guzmán lo resume en una frase que está aplaudiendo media España en Twitter.



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba