Local

“No se cerrará ningún consultorio ni se sustituirán médicos por enfermeras”

Manuel Mitadiel Martínez apuesta por un sistema que permita mejorar la accesibilidad y que los desplazamientos de los pacientes sean “mínimos”

 

El gerente regional de salud de Castilla y Léon, Manuel Mitadiel Martínez, reiteró este jueves que o se cerrará ningún consultorio y ni se sustituirán médicos por enfermeras. Declaró que desde la Consejería de Sanidad en estos momentos seguirán trabajando con los profesionales, representantes de los pacientes y con toda la sociedad para conseguir «mejorar la calidad de la asistencia sanitaria de los pacientes, tanto en el medio urbano como en el rural».

 

B.J.L./ ICAL.  Así lo manifestó en la inauguración del XXIV Congreso Nacional de La Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria SEFAP, que se celebra durante estos días la Hospedería Fonseca, en Salamanca.

Mitadiel reconoció que en el medio urbano «hay problemas de cupos altos» por encima de los 1.500 pacientes y también de «médicos que ven más de 50 pacientes al día en los momentos pico», una situación que «hay que corregir».

Al mismo tiempo, el gerente regional de salud declaró que «hay un problema importante de accesibilidad», y a su juicio, dijo que no cree que nadie conciba «que sólo se pueda acceder al médico una vez a la semana», por ello, remarcó que lo que se debe intentar es que «haya médico cinco veces a la semana».

Mitadiel apostó por «hacer un sistema que permita mejorar la accesibilidad» y que los desplazamientos de los pacientes «sean los mínimos». En ese sentido, insistió en que  «esa es la idea de la reordenación» desde la Consejería de Sanidad.

Asimismo, desmintió que «hagan falta más profesionales en los centros de salud», por lo que abogó por «una mejor reorganización». Durante su intervención ante los medios de comunicación, Mitadiel apuntó  «la necesidad de profesionales en los centros urbanos», donde «la ocupación media es de 40 pacientes y en otro es de ocho», aclaró.

A esto añadió que cuando un médico tiene menos de 500 pacientes, la capacidad profesional al cabo de un tiempo de no ver patologías «disminuye», por lo que hay que conseguir «dentro de lo posible», insistió, «moverse entre los 500 y 1.500 pacientes por cupo».

Si bien, eso dependerá  de la capacidad económica por lo que «no hay plazos establecidos». Por su parte, indicó que «afrontarán los retos de la gripe o las vacaciones» e insistió en que «no hay que funcionar con planes de contingencia», sino que se pueda funcionar «de manera planificada», concluyó.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba