EconomíaPortada

Salamanca perdió 244 empresas el último año

Pero el empleo es mayor que a finales de septiembre de 2018

Salamanca terminó el tercer trimestre del año con un total de 10.340 empresas, lo que supone 244 menos de las que había registradas un año antes, según reflejan los datos del Ministerio de Trabajo y Migraciones.

El parque empresarial salmantino da empleo a 82.584 personas, lo que supone 329 más que al finalizar el tercer trimestre de 2018.

En el conjunto de Castilla y León, el número de empresas que cotizaban a finales de septiembre se situó en 68.790, lo que representa 1.034 menos que en la misma fecha del año pasado, con un retroceso porcentual del 1,5 por ciento.

El tejido productivo se encogió en todos los sectores, con un especial impacto en los servicios, donde se cerró el noveno mes del año con 48.317 actividades cotizantes, 744 menos que en 2018. Asimismo, en la construcción, un sector que empezaba a ver la luz tras años de duros ajustes, el número de empresa mermó en 174, hasta un total de 7.551, con la mayor pérdida porcentual entre actividades, con una bajada del 2,3 por ciento.

En cuanto a la industria, un sector clave para apuntalar el crecimiento de la Comunidad y por el que todos los grupos políticos y agentes económicos y sociales apuestan, como motor de desarrollo y vía para acabar con los desequilibrios territoriales, también perdió 61 empresas, hasta cerrar el mes de estudio con 6.830. El sector primario también sufre, y acabó con 6.092 compañía, 55 por debajo del dato de hace un año.

El empleo crece

A pesar de esta contracción del número de empresas, lo cierto es que el empleo siguió avanzando, aunque a un ritmo muy inferior al de hace un año. En concreto, las actividades daban trabajo a 657.656 personas, 7.705 más que en 2018, con un avance relativo del 1,2 por ciento. Sin embargo, la cifra empleo del año pasado por las mismas fechas, 649.951 asalariados, supuso un aumento en 16.541 puestos respecto a 2017, es decir, la creación de trabajo baja a menos de la mitad, otro consecuencia más del momento de incertidumbre.

Por sectores, la construcción destruyó puestos de trabajo, un total de 958, hasta cerrar el tercer trimestre del año con 39.546 asalariados. Por el contrario, el sector primario generó 3.697 empleos; y los servicios, 3.184, hasta los 30.848 y 456.833 trabajadores, respectivamente. La industria, por su parte, impulsó la creación de 1.782 empleos, hasta un total de 130.429.



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba