fbpx
LocalPortada

Llegan el viento, el frío y la nieve a Salamanca

Semana desapacible

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) avanzó este martes la llegada del viento, frío y nieve a Salamanca a lo largo de esta semana.

 

El miércoles será una jornada de transición con lluvia y viento, que el jueves se acentuarán con una bajada considerable de las temperaturas y el aviso amarillo pro fuertes rachas de viento.

El viernes baja la cota de nieve y es posible que veamos caer algunos copos en la ciudad del Tormes. Esa misma noche los termómetros estarán bajo cero y el sábado apenas alcanzarán los seis grados como máxima. El domingo también será desapacible.

aemet
Previsiones de la Aemet para Salamanca capital.

 

Para el conjunto de Castilla y León se prevén fuertes nevadas de hasta 30 centímetros en la Cordillera Cantábrica de León, así como en la comarca de Sanabria (Zamora). No obstante, también se acumulará en esa jornada un manto blanco de diez centímetros en otras zonas de la montaña de la Comunidad, donde además el viento soplará con fuerza.

Por tanto, la jornada del jueves será un día muy desapacible en Castilla y León por la llegada de una borrasca que dejará en 24 horas hasta 30 centímetros en zonas de montaña de la Cordillera Cantábrica de la provincia de León, así como en Sanabria. También se esperan cinco centímetros en El Bierzo, por lo que en estas zonas se ha activado el nivel naranja.

También en zonas del Sistema Ibérico de Burgos y Soria, así como en el Sistema Central, en esta última provincia, Segovia y Ávila se esperan nevadas de diez centímetros, que se extenderán a zonas de montaña, dejando un máximo de dos centímetros.

Asimismo, Salamanca y Valladolid se librarán de las nevadas (al menos hasta el viernes), si bien las rachas de viento afectarán a toda la Comunidad, con máximas de 90 kilómetros por hora en zonas de montaña y 70 en áreas de la meseta.

Mañana miércoles será un día de transición, con vientos ya fuertes en el noroeste, en concreto, en la vertiente leonesa de la Cordillera Cantábrica, así como deshielos, provocados por la subida de temperaturas y la lluvia.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba