Local

La residencia Clece Vitam y Cáritas Salamanca firman un convenio de formación

El acuerdo es para la formación de personas en situación de riesgo de exclusión social

 

José Manuel Millán, delegado de Servicios Sociales de Clece, y Carmen Calzada, directora de Cáritas Diocesana de Salamanca ha firmado un acuerdo para colaborar en la formación de personas en situación de riesgo de exclusión.

La nueva residencia para mayores de Clece Vitam San Antonio, situada en el Paseo de San Antonio, fue el lugar escogido para formalizar el acuerdo entre la empresa Clece y Cáritas Diocesana de Salamanca.

El objetivo de la colaboración con la residencia Clece Vitam San Antonio consiste en aunar fuerzas en la formación de personas en situación de riesgo de exclusión, ofreciendo espacios de prácticas formativas no laborales en sus empresas y favorecer la inserción laboral de estos colectivos ofreciendo oportunidades a través de los procesos de selección entre otras acciones de sensibilización.

José Manuel Millán, de Clece Vitam San Antonio, y Carmen Calzada, de Cáritas Salamanca.

Clece es una organización en plena expansión por tipos de clientes y sectores, territorial y también por actividades: mantenimiento y logística, servicios sociales, aeroportuarios, medio ambiente, restauración social, centros especiales de empleo y limpieza, entre otras.

Por su parte, Cáritas Diocesana lleva desde su nacimiento, haciendo un esfuerzo continuo contra la pobreza y la desigualdad. Para el Área de Inserción Laboral de Cáritas la incorporación al mercado laboral de las personas vulnerables que sufren precariedad y exclusión social es un reto y un desafío diario ya que la integración social plena en nuestra sociedad se dificulta si la persona no accede al mundo del trabajo.

En este servicio, Cáritas Diocesana acompaña a las personas que buscan empleo mediante:

  •  Información y Orientación laboral.
  • Cursos de formación para el empleo.
  • Prospección e Intermediación con empresas.
  • Gestión de ofertas a través de Agencia de colocación.
  • Proyecto de formación técnica de empleadas de hogar.
  • Programa de activación de empleabilidad.

En 2018, se atendieron 1.696 personas en búsqueda de empleo. De ellas, 146 personas han conseguido empleo por intermediación de Cáritas.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba