Cosas de la vidaNavidad 2019

Con la ´quema del año viejo´ se despide el 2019

 

Una de las tradiciones de la temporada decembrina que aún se mantiene en América Latina es la elaboración del ´año viejo´, el cual es incinerado con la llegada del año nuevo en medio de los abrazos y felicitaciones.

Según algunas investigaciones, esta tradición es de origen hispano. En países como Colombia, Perú, Ecuador, Nicaragua y Venezuela, los años viejos son muñecos elaborados con papel periódico, ropa vieja, cartón, madera, bolsas de plástico, entre otros materiales de desecho, y se rellenan con papel, aserrín o ramas marchitas.

En Venezuela, concretamente, representan las cosas malas o negativas del año que termina. En ese sentido, durante el paso de los años, presidentes, ministros, gobernadores, personajes de telenovelas, superhéroes, han sido representados. Asimismo, a través de estos monigotes, se representa alguna situación del país, que desde el punto de vista económico o social, haya impactado a la población. En este particular, la creatividad, la ironía y la afabilidad de los venezolanos no se hacen esperar.    

Vale comentar, que al momento de ser confeccionados, en muchos casos, con la participación de vecinos, son colocados en algunas de las esquinas o calles más concurridas de los pueblos o ciudades, con el fin de ´pedir colaboración’ a los transeúntes, para posteriormente adquirir los fuegos artificiales

Como cada año, la familia Márquez, en el estado Táchira, fronterizo con Colombia, ha confeccionado su ´año viejo´. En esta ocasión, dedicado a las fallas eléctricas que se han convertido en un karma insufrible para los habitantes de esta región venezolana.

En este particular, Eloy Márquez, comentó que ya son varios años realizando el año viejo, “tocando algún tema o suceso que haya impactado a la población, en este caso, del estado Táchira”.

Explica que debido a las fallas eléctricas y los racionamientos de energía que, sobre todo, han afectado al estado andino, decidieron realizarlo tomando en cuenta las excusas del gobierno central en cuanto a esta problemática.

“El gobierno siempre le echa la culpa a los demás por sus fallas. En lo que concierne a la crisis eléctrica se han dicho muchas cosas, algunas que rayan en lo cómico y grotesco. Han dicho, por ejemplo, que es un sabotaje dirigido desde Los Estados Unidos contra Venezuela; también se ha dicho que las fallas son provocadas por animales como iguanas, y cosas por el estilo”, precisa.

Lo cierto es que este rito de la quema del año viejo es una suerte de catarsis que es empleada por la población del país caribeño para desahogar su malestar ente la coyuntura que atraviesan.

Por Raúl Márquez (Táchira, Venezuela)


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba