Local

El Ayuntamiento revisará los horarios de carga y descarga

Tras el atropello mortal en una zona peatonal

El Ayuntamiento de Salamanca acordó con representantes de comerciantes, distribuidores y hosteleros de la ciudad la puesta en marcha de una serie de experiencias piloto que mejoren el actual sistema de carga y descarga en las zonas peatonales de la ciudad, que se pondrán en marcha en las próximas semanas.

 

El acuerdo entre las instituciones se alcanzó este martes, una semana después del fatal accidente por el que un hombre de unos 70 años falleció tras ser atropellado por un camión de distribución de mercancías en la zona peatonal de la plaza de la Reina, cuando el vehículo efectuaba la maniobra de marcha atrás.

La reunión mantenida entre representantes del Ayuntamiento, la Asociación de Empresarios Salmantinos del Comercio (AESCO), la Confederación de Empresarios de Salamanca (CES), la Cámara de Comercio, la Asociación de Autoescuelas de Salamanca, la Asociación de Empresarios de Hostelería, y las empresas de distribución Vía Salmantina, SEUR y Mahou, supone una primera toma de contacto a la que sucederán nuevos encuentros en próximas fechas, informó el Ayuntamiento de Salamanca.

En cuanto a las medidas acordadas, en materia de distribución a la hostelería los participantes decidieron iniciar, en las próximas semanas, una experiencia piloto en la Plaza Mayor, en la Rúa Mayor, y en las calles Bordadores y Concejo, mediante la que se reducirá el horario de carga y descarga hasta las 10.30 horas. Asimismo, acordaron comenzar un pilotaje en la calle Bordadores para reducir el reparto a uno o dos días de la semana.

Por otro lado, en cuanto a la distribución de la paquetería, se acordó delimitar una serie de islas en las calles Rector Tovar, Serranos, Padilleros, Cervantes, Iscar Peyra y Correhuela, en el parque de Colón y en la plaza de San Justo, para que los vehículos puedan estacionar y, desde allí, realizar la distribución a pie.

Además, desde el Ayuntamiento de Salamanca se reforzó la presencia de la Policía Local en las calles peatonales durante las horas destinadas a la carga y descarga, con el fin de incrementar la vigilancia para el correcto cumplimiento de la actual normativa, que se pretende modificar para que esté adaptada a las necesidades actuales de la ciudad.


Noticias relacionadas

2 comentarios

  1. Lo primero que parece que no pasa, dirección única en las calles, que vamos por la calle toro y te encuentras a unos subiendo y a otros bajando.
    Lo segundo una ordenanza que obligue a todos los vehículos de carga y descarga que asiduamente vayan por las calles peatonales a llevar una cámara en la parte de detrás del vehículo y a ser posible un dispositivo que emita sonido cuando estos vehículos dan marcha atrás.
    Lo tercero, limitar el peso y volumen de los vehículos que circulan asiduamente por las calles del centro, no más de 3.500kg, y furgonetas tipo partner, Fiat dobló para determinadas calles principales.
    Esto aparte de por el peligro que suponen los camiones que circulan, es porque las aceras están levantadas y la gente mayor principalmente se está tropezando continuamente.
    Lo cuarto establecer zonas de carga y descarga en calles peatonales que continúan asfaltadas y desde ahí repartir.
    Lo quinto, crear una aplicación de móvil del ayuntamiento que sierva para determinar mediante un estudio estadístico que se descarga, las autorizaciones, los volúmenes que se descargan y para quienes se descarga, y así determinar el número de días, el tiempo de duración de los repartos por el centro y los lugares donde se pueden establecer los puntos de aparcamiento desde los cuales luego se distribuyen las mercancías.
    Y no menos importante, medidas de apoyo a los repartidores, es decir que si a ellos se les obliga a unas determinadas condiciones de reparto, a los receptores de las mercancías se les obligue a recibir las mismas en esa franja horaria, con un margen suficiente para poder realizar su trabajo en condiciones de seguridad.

Deja un comentario

Botón volver arriba