LocalPortadaProvinciaSucesos

Una salmantina paga 840 € por saltarse el confinamiento y agredir a un guardia civil

La mujer deberá indemnizar al agente agredido con 210 euros por propinarle una patada en los genitales

 

El Juzgado de Instrucción número 4 de Salamanca condenó a una mujer a pagar una multa de 840 euros por saltarse, dos veces en menos de dos horas, el confinamiento domiciliario decretado por el Estado de Alarma por la situación de crisis sanitaria derivada de la extensión del coronavirus Covid-19, desobedeciendo las órdenes que le dieron dos agentes de la Guardia Civil para que se marchase a casa y propinando una patada en los genitales a uno de ellos.

 

ICAL. Los hechos ocurrieron el pasado martes 24 de marzo, a las 17.25 horas, cuando los agentes de la Guardia Civil sorprendieron a la mujer en la calle San Miguel de la localidad salmantina de Villamayor de la Armuña con un cartón de vino, por lo que fue informada de que no podía estar en la calle y fue acompañada a casa, tal y como aparece en la sentencia del Juzgado de Instrucción número 4 de Salamanca remitida por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL).

Poco después, los agentes recibieron un aviso que situaba a la mujer otra vez fuera de su casa a las 18.50 horas. Finalmente, la mujer fue localizada 25 minutos después, en la calle Iglesia, con una bolsa en la que portaba una botella de vino blanco y otra de vino tinto. Al ser advertida de que los artículos que portaba no eran de primera necesidad, los agentes la conminaron a regresar a su casa, a lo que la mujer se negó.

Ante la negativa de regresar a su vivienda, pese a las advertencias de los agentes de que podía incurrir en un delito de desobediencia, la mujer fue detenida. Posteriormente, ya en las dependencias de la Guardia Civil, y cuando iba a ser sometida a un cacheo, comenzó a dar patadas, alcanzando a uno de los agentes en el muslo y en los genitales.

Por todo ello, y mediante un juicio rápido, el Juzgado de Instrucción número 4 de Salamanca condenó a la mujer al pago de una multa de 840 euros, 720 de ellos por un delito de resistencia a la autoridad y 120 por un delito leve de lesiones. Además, la mujer deberá indemnizar con 210 euros al agente al que propinó una patada en los genitales.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba