EconomíaPortada

El salmantino que convierte en oro todo lo que toca

Bernardo Hernández vende Verse (el Pay Pal español) al cofundador de Twitter

Square, la compañía de pagos móviles y otros servicios financieros digitales fundada y dirigida por Jack Dorsey, cofundador de Twitter, ha pagado entre 30 y 40 millones de euros por Verse, la aplicación de pagos española de la que era principal accionista el salmantino Bernardo Hernández, ex ejecutivo de Google y Yahoo y que a lo largo de su exitosa trayectoria también ha invertido en proyectos como Idealista, Tuenti o Glovo.

 

Verse, que aún no genera ingresos pese a tener un millón de usuarios y 20 euros de transacción media, puede operar en todo el espacio económico europeo tras recibir en junio de 2019 una licencia de pagos en Lituania. Está implantada, sobre todo, en Italia, Francia y Portugal, y competirá con Bizum, la aplicación de pagos de gastos cotidianos promovida por los bancos españoles y otras aplicaciones europeas que ofrecen el mismo servicio, según informan medios como Cinco Días o La Información.

“Nuestra principal prioridad es permitir que Verse continúe creciendo con éxito en Europa. Seguirá operando como una empresa independiente, trabajando desde sus oficinas, sin cambios inmediatos en sus productos, usuarios o acuerdos comerciales existentes”, ha asegurado la empresa estadounidense tras hacerse con el control de Verse.

La empresa de Dorsey, que nació en 2009, vale hoy 38.100 millones de dólares en bolsa, más que el Banco Santander o BBVA.

Por su parte, Verse, la app española que permite pagos a amigos y comercios en los 32 territorios europeos y las siete monedas europeas, cuenta entre sus inversores con Greycroft Partners, VAS Ventures (Martin Varsavsky) y business Angels como Nikesh Arora, Alan Patricof (fundador de Apax Partnets), David Stern (fundador de la NBA) y Charlie Songhurst. Su mayor accionista es el salmantino Bernardo Hernández.

Aunque ninguna de las partes ha revelado el precio de la transacción, se estima que la compra de Verse se ha cerrado con un desembolso situado entre los 30 y 50 millones de euros.

Verse nació en 2016 en Barcelona. En octubre de 2017, el consejo de administración apartó a los tres fundadores por no cumplir los objetivos de crecimiento que establecieron los socios que inyectaron capital en la empresa en una de las rondas que realizó para captar inversores.

Tras ello, llegó otro equipo directivo nuevo, integrado por varios directivos del sector -entre los que se encontraba el ex responsable del negocio español del neobanco Revolut- y también acabaron saliendo. Más recientemente, uno de sus accionistas iniciales y mentor, Bernardo Hernández, asumió las funciones de consejero delegado como principal accionista de la compañía.

Verse, que cuenta ya con un equipo de 40 personas (casi la totalidad en su sede en Barcelona) y no tiene aún ingresos, aspira a monetizar sus servicios como lo hacen Venmo (de Paypal), o ya su dueña, Cash App. Square aportará su desarrollo tecnológico y financiero para ganar cuota en un mercado al alza.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba