Cosas de la vida

Consejos para mejorar la calidad del esperma

Los problemas de fertilidad afectan por igual a mujeres y hombres. Una buena salud de los espermatozoides masculinos son fundamentales a la hora de lograr un embarazo. A causa de esto es recomendable mantener siempre una buena calidad del esperma, especialmente cuando se está buscando concebir un hijo. Hay diferentes formas de mejorar el esperma: un estilo de vida saludable, tratamientos específicos o suplementos de fertilidad como los que puedes ver en https://fertilidadmasculina.org/destacados/los-mejores-suplementos-de-fertilidad-masculina/

¿Es posible mejorar la calidad de esperma?

La calidad del esperma se estudia mediante el espermiograma o seminograma, una prueba consistente en el análisis del semen tanto de manera microscópica como macroscópica. Es la prueba más habitual para la evaluación de la fertilidad masculina.

Cuando los resultados de los espermiogramas no son buenos, es el momento de actuar para mejorar la calidad del semen.

Por supuesto, es función del médico especialista evaluar la gravedad del problema, así como las actuaciones.

Cómo mejorar la calidad seminal

Debe quedar claro que los consejos que vamos a mostrar a continuación no sirven en patologías graves como puede ser la azoospermia obstructiva. Sin embargo, en caso menos graves de origen desconocido sí pueden ser de gran ayuda.

Tomar suplementos antioxidantes

Numerosos estudios demuestran que la calidad seminal puede mejorar notablemente con la toma de complejos antioxidantes que contienen elementos como omega 3, selenio, zinc y coenzima Q10.

Los efectos de estos suplementos no son inmediatos, siendo habitual que empiecen a notarse a partir del tercer mes tras el inicio del tratamiento.

Mejorar el estilo de vida

Al igual que en el caso anterior, en los que no se conoce la causa exacta del problema seminal, adquirir unos saludables hábitos de vida puede ayudar a mejorar la calidad del semen.

Se recomienda realizar ejercicio de una forma moderada, especialmente si la persona con problemas padece algún grado de obesidad, que suele afectar a la calidad del esperma.

En cuanto a la dieta, se recomienda que sea sana, variada, equilibrada y rica en antioxidantes.

El tabaco, el alcohol y las drogas son malos hábitos que deben eliminarse, no solo porque empeoran la calidad seminal, sino porque son negativos para la salud en todos sus ámbitos.

El estrés puede alterar también la producción de espermatozoides, por lo que siempre es bueno tomarse la vida con toda la calma posible. Los problemas no se solucionan por alterarnos.

Por último, el calor continuado en la zona de los testículos es también un factor negativo. Conducir de seguido muchas horas o trabajar con el ordenador puesto sobre las piernas no es nada aconsejable.

Los resultados de estos cambios de hábitos y rutinas pueden empezar a notarse a partir de los 3 meses.

Tratamientos específicos

Hay varios tipos de tratamientos específicos para mejorar la calidad del esperma.

  • Tratamiento quirúrgico: en alteraciones como el varicocele.
  • Tratamiento hormonal: válido para alteraciones hormonales como el hipogonadismo hipogonadotrófico.
  • Tratamiento de infecciones: las infecciones también pueden provocar un descenso en la producción de espermatozoides. Un tratamiento antibiótico puede ser suficiente.

 

La calidad del esperma no siempre depende de nosotros mismos. Existen patologías que son inevitables y que pueden provocar infertilidad en los hombres. Sin embargo, en la mayor parte de las ocasiones, unos tratamientos específicos, la toma de suplementos fertilizantes y/o unos buenos hábitos de vida pueden solucionar este problema en apenas unos meses.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba