Local

Muere Francisco Rodríguez Adrados

El salmantino era académico de la RAE, Premio Nacional de las Letras en el año 2012 y Premio Castilla y León de las Letras en el año 1996

El filólogo y helenista salmantino Francisco Rodríguez Adrados, miembro de la Real Academia Española desde el año 1991, falleció este martes, 21 de julio, en Madrid a la edad de 98 años, tal y como informó la propia RAE a través de un comunicado, en el que transmitió sus condolencias a «familia, amigos y compañeros académicos» del filólogo salmantino

 

ICAL. Elegido como miembro de número de la RAE el 21 de junio de 1990, tomó posesión el 28 de abril de 1991 con el discurso titulado ‘Alabanza y vituperio de la lengua’, y fue definido por el actual director de la RAE, Santiago Muñoz Machado, como «intelectual y humanista con proyección universal, autor de referencia en todo el mundo en las disciplinas que ha cultivado, y académico admirable que ha participado activamente en los trabajos de la RAE durante treinta años».

Francisco Rodríguez Adrados, doctor en Filología Clásica por la Universidad Complutense de Madrid, fue catedrático de Griego en el Instituto Cardenal Cisneros de Madrid (1949), en la Universidad de Barcelona (1951) y en la Universidad Complutense de Madrid (1952). Doctor honoris causa por las universidades de Salamanca, San Pablo CEU y Panamá, fue asimismo miembro de la Academia Argentina de Letras y de la Academia de Atenas, miembro correspondiente de la Academia Panameña de la Lengua y presidente de honor de la Sociedad Española de Estudios Clásicos, entre otros cargos.

Durante su carrera académica recibió, entre otras distinciones, el Premio de la Fundación Aristóteles Onassis (1989) por su labor en la elaboración de un diccionario de griego clásico y medieval, el Premio Castilla y León de las Letras (1996), la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio (1998), el Premio Menéndez Pidal de Investigación en Humanidades (1988), el Premio González-Ruano de Periodismo (2004), el Premio Nacional de Traducción (2005), el Premio de Investigación de la Comunidad de Madrid (2007) y el Premio Nacional de las Letras (2012).

Autor de una extensa bibliografía, Francisco Rodríguez Adrados editó y tradujo al español la obra de numerosos clásicos griegos y sánscritos. Es autor, asimismo, de numerosas publicaciones sobre lingüística indoeuropea, griega e india, sobre literatura griega antigua y sobre teoría general de la historia y de la literatura. También fue articulista habitual en distintos medios de comunicación.

Mañueco: la cultura «pierde a una de sus grandes referencias nacionales»

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, lamentó el fallecimiento del filólogo y helenista salmantino, Francisco Rodríguez Adrados, con cuya muerte la cultura «pierde a una de sus grandes referencias nacionales».

Así lo consideró el presidente del Ejecutivo autonómico en un comunicado emitido para lamentar «profundamente», y en nombre de todos los miembros del Gobierno de la Comunidad, el fallecimiento a los 98 años de Rodríguez Adrados, miembro de la Real Academia Española (RAE) desde 1991.

Rodríguez Adrados era licenciado en Filología Clásica por la Universidad de Salamanca, doctor por la Universidad Complutense de Madrid y doctor honoris causa por las universidades de Salamanca, San Pablo CEU y Panamá. En 1996 fue reconocido con el Premio Castilla y León de las Letras y, en 2012, con el Premio Nacional de las Letras.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba