Economía

Solo la avena se salva de la bajada en la mesa de cereales de Salamanca

La mesa de cereales optó por una bajada de trigo, cebada, centeno y triticale por el exceso de oferta, mientras que la avena fue la única nota positiva

Nueva sesión en la mesa de cereales de la Lonja de Salamanca que se saldó con un debate opuesto entre agricultores y compradores a la hora de ver el mercado

Los primeros vieron estabilidad para trigo y cebada y subida para avena y maíz, mientras que los segundos apelaron a una bajada para trigo, cebada, centeno y triticale, y repetición para el resto. Así transcurrió el debate este 17 de agosto:

Juan del Pozo resaltó en su intervención que ha habido pocas operaciones “y creo que lo más lógico es una repetición salvo la avena, que nos hemos quedado bajos; el maíz también puede subir su precio. Hay que tener en cuenta la baja cosecha en Francia porque repercute en lo que aquí ocurre; pero, el precio del cereal es muy bajo”.

“España necesita más de lo que produce y el trigo forrajero que es muy malo el que viene de fuera está a 194 euros en el puerto de Barcelona, 20 euros más que aquí”, dijo Del Pozo.

Ángel Luis aseveró que hay un contexto de “estabilidad de precio, con el matiz de la avena, que sí necesita una subida. Para garbanzo y lenteja, aún no está muy definido”.

El agricultor Herminio Velasco explicó que los cereales, salvo avena y maíz, que tienden al alza, “están en su precio. Con la avena nos va a coger el toro otra vez y lo que hay que hacer es subir 5 o 6 euros de una vez”.

Raúl del Brío aseguró en su turno que se trata de una semana “de estabilidad y los informes sobre el trigo son buenos para nosotros con baja producción en otros países. Avena y maíz deben subir”.

Por su parte, los compradores indicaron que el maíz se mantiene firme, mientras que trigo y cebada tienen exceso de oferta y tienen más debilidad; esa oferta no se ve acompañada de una demanda y sobra género”, explicó Víctor Rodríguez.

José Antonio Marcos hizo hincapié en que la oferta “se multiplica por tres, cuatro o cinco porque la presión de las fechas es grande y hay mucho cereal en la puerta de la nava. La industria del pienso no tiene tanta operativa y no podemos pensar en grandes bajadas, aunque sí hay que tocar los precios porque el mercado así lo demanda. La avena mantiene fortaleza, pero por las fechas actuales, que es cuando más se compra”.

Por último, Serafín Olea explicó que la cosecha ha sido “muy importante en cereales de invierno y cada vez que hay una revisión, el número aumenta. A esto se le una que las harineras han bajado las ventas y el trigo no tiene la misma proteína; creo que el mercado está muy presionado por la cantidad de cereal que hay en el mercado

A la hora de cotizar, los agricultores optaron por una subida para avena y maíz, con peticiones de entre +2 y +3 euros, repitiendo el resto, mientras que los compradores solicitaron bajadas de entre -2 y -3 euros para trigo, cebada, avena y triticale repitiendo el resto.

Así quedó la cotización del cereal este 17 agosto:

  • Trigo: -1 euro – 173 euros / tonelada
  • Cebada: -1 euro – 148 euros / tonelada
  • Avena: +2 euros – 144 euros / tonelada
  • Centeno: -1 euro – 143 euros / tonelada
  • Maíz: repetición – 179 euros / tonelada
  • Tritacale: -1 euro – 164 euros / tonelada
  • Alfalfa: repetición – 156 euros / tonelada
  • Lenteja y garbanzo: siguen sin cotizar
  • Paja (P. grande): repetición – 30 euros / tonelada

lonja_salamanca_17agosto-(21)


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba