EconomíaPortada

Caixabank y Bankia negocian su fusión

  • La entidad resultante se convertiría en el mayor banco de España
  • Bankia tiene una deuda con el Estado de 21.000 millones por el rescate

 

CaixaBank y Bankia informa negocian su fusión por absorción que, de prosperar, daría lugar al mayor banco de España, por delante del Santander y BBVA. El pez grande, Caixabank, se comerá al chico, Bankia. La entidad catalana tiene una quincena de oficinas (más los agrobank) y Bankia, cuatro tras los cierres del último ajuste.

 

Ambas entidades comunicaron a la Comisión Nacional del Mercado de Valores al filo de la medianoche del jueves al viernes que, tras la autorización de sus consejos de administración, se encuentran en negociaciones para analizar una fusión entre ambas entidades.

Según publicó el diario Ara, el actual presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri ocuparía la presidencia de la nueva entidad mientras que el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ocuparía el mismo cargo en el banco resultante.

Indican que están la fase preliminar y que, “por el momento”,  no se ha alcanzado ningún acuerdo al respecto, más allá de la firma de un acuerdo de confidencialidad para intercambiarse información para valorar la operación.

Uno de los principales escollos es determinar quiénes serán los directivos del nuevo megabanco y, si hay duplicidades (sobre todo en la zona del Levante), cómo se acometería un eventual cierre de oficinas y recorte de plantilla.

CaixaBank sumaba 35.589 empleados y un total de 4.460 oficinas, mientras que Bankia tenía 15.947 empleados y 2.267 oficinas.

Además, queda por resolver qué pasará con el 60% del accionariado de Bankia que sigue en manos del Estado a través del Frob (Fondo de de Regulación y ordenación Bancaria)  tras el rescate de la entidad, y que tras los desplomes de la Bolsa por el coronavirus ahora solo valen unos 2.000 millones, y sobre todo, con los miles de millones que puso el Estado para evitar su quiebra y que aún no ha recuperado.

Hasta el momento se han recuperado algo más de 3.000 millones de los 24.000 millones que recibió Bankia en ayudas públicas para evitar su quiebra.

Desde entonces, el Estado, que es el principal accionista de Bankia, perdería mucho peso en la nueva entidad si se produce la integración, y pasaría a ser el segundo del nuevo banco.

El banco resultante sería el más grande del país, con unos activos totales de 664.027 millones de euros, al sumar los 445.572 millones del banco catalán y los 218.455 millones de Bankia.

Entre las dos suman el 38% de la cuota del mercado bancario nacional (10% Bankia y 28% Caixabank).


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba