fbpx
Castilla y León

Los hosteleros piden las ayudas de la Junta y Mañueco se extraña de que pidan pocas

La Confederación de Hostelería y Turismo traslada al PSOE sus reivindicadiones al Gobierno

La Confederación de Hostelería y Turismo de Castilla y León trasladó este lunes al secretario general del PSOE de la Comunidad, Luis Tudanca, la necesidad de que las ayudas avanzadas por la Junta lleguen de una forma «inmediata, ágil y urgente». También demandaron que los ERTE se extiendan durante todo el año y otras medidas. El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, por su parte, expresó su “sorpresa” por el “escaso número de solicitudes” presentadas por los hosteleros de la Comunidad, a las líneas de ayuda puestas en marcha a través del plan de choque e hizo un llamamiento a estos profesionales y a los asesores que trabajan con ellos para que las utilicen.

 

Ical.- En un comunicado, la Confederación indicó que en el encuentro con los socialistas pusieron sobre la mesa la situación después de la reunión de a pasada semana con el vicepresidente del Gobierno autonómico, Francisco Igea, y en la que se comprometió a otorgar las ayudas económicas en esta semana.

Por ello, expresaron la «imperiosa necesidad» de que esas ayudas económicas lleguen de una forma «inmediata, ágil y urgente», aunque remarcaron que esta compensación llegará demasiado tarde pues el 20 por ciento de los negocios de hostelería de la Comunidad ya han tenido que bajar la persiana definitivamente.

Al mismo tiempo, le trasladaron sus reivindicaciones al Gobierno Central, como la necesidad en la extensión de los ERTES durante el año 2021, que se contemple con la máxima protección a todos los sectores de la hostelería (alojamiento, restauración, bares, discotecas y ocio nocturno) y que se dé la posibilidad a las empresas que hayan recibido el apoyo de los ERTES de reestructurar las plantillas en base a su necesidad.

También insistieron en que necesitan recibir ayudas directas del Gobierno central y que la regulación de los alquileres sea «más comprometida» con el sector, para que, de esta forma, sean más los beneficiados por esta medida, que debe de ser ampliada, ayudando al coste de los alquileres y a los gastos fijos.

Además reclamaron exenciones fiscales. «Entendemos que al cerrarse nuestros negocios y expropiarnos de nuestra actividad, se nos debe de compensar de manera inmediata, así como prolongar el periodo de carencia en la amortización de los créditos ICO al menos durante todo el año 2021», explicaron.

«Todas estas ayudas y compensaciones económicas, se vienen reivindicando desde el comienzo de la pandemia y dada la situación actual requiere de una segunda fase, ya que entendemos, que las ayudas que van ser concedidas en los próximos días no serán suficientes para afrontar la importante crisis por la que está atravesando el sector», añadieron.

Finalmente, indicaron que los representantes del Grupo Parlamentario Socialista aseguraron dar traslado de la problemática de la hostelería y de sus reivindicaciones al Gobierno central para apoyar al sector, y comenzar a ver una luz al final del túnel que cada vez se presenta «más oscuro».

Escasa demanda de apoyos

Por su parte, Mañueco entendió que esa escasa demanda de apoyos, se produce por “desconocimiento” y recordó al sector que aún pueden acogerse porque el plazo de presentación se extiende hasta el 26 de enero. En este sentido, indicó que la consejera de Empleo e Industria, Carlota Amigo, “ha charlado” con los hosteleros y constató que es preciso “hacer un esfuerzo de difusión de las ayudas”.

El presidente hizo esta reflexión durante un rueda de prensa en Burgos, con los presidentes de CEOE en España y en Castilla y León, Antonio Garamendi y Santiago Aparicio, que coincidió con una manifestación de hosteleros en la capital burgalesa para exigir más ayudas.

Alfonso Fernández Mañueco anunció además que esta semana el consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, firmará las bases para la convocatoria de 20 millones de euros en ayudas directas para el sector. Mañueco incidió en que es preciso apoyar a todos los sectores que lo están pasando mal y exigió al Gobierno que “lidere” ese plan de apoyo, en el que colaboren las autonomías “en la medida de sus posibilidades”. “Es imprescindible la cooperación”, dijo.

El jefe del Ejecutivo autonómico recordó que la Junta impulsó dos planes de choque el año pasado, con 90 millones, junto a las líneas de liquidez con Iberaval, con la movilización de 680 millones de euros, a lo que se sumará esta semana el programa de Cultura y Turismo de 20 millones para los hosteleros.

Mañueco afirmó que tiene muchos amigos hosteleros y cuando ve su situación en la que ven peligrar sus negocios o sus empleos, tiene, dijo “una sensación de sufrimiento y dolor” en el ámbito personal. “Me llaga al corazón”, dijo, para asumir que la situación se irá revisando cada 15 días y si mejora podría reducir las restricciones, pero los datos indican que el índice de incidencia sigue empeorando en todas las provincias.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba