Deportes

Chuchi apela a la «ilusión y el trabajo» de un Guijuelo que ya «merece una victoria»

El entrenador del Guijuelo alaba a Rubén de la Barrera, pero quiere ganar al Deportivo sí o sí

El CD Guijuelo se enfrenta al más difícil todavía en Riazor; es cierto que el Deportivo no está en su mejor momento, pero es el Deportivo y tiene un gran entrenador.

Sí, Rubén de la Barrera, un referente para Chuchi Jorqués, que se enfrentarán por primera vez como rival es en banquillos diferentes. Éstas han sido las palabras del entrenador palentino antes del duelo contra los gallegos:

Estado físico del equipo: “Dividimos el grupo y los que jugaron tuvieron sesión de recuperación y hay gente aún cansada, pero espero que con la sesión de activación y la motivación de jugar en Riazor, ese cansancio vaya desapareciendo. Tenemos mucha exigencia y el equipo compitió espectacular en Pontevedra y para el domingo deben estar lo mejor posible. Tenemos un maratón de partidos y con muchos cambios de superficie”.

Rival en horas bajas… pero es el Deportivo: “Sí, he visto algún partido y son un buen equipo; además, tiene un gran entrenador. El fútbol es caprichoso y hace que el Deportivo esté ahora así, pero no deja de ser un gran equipo, no hay duda; han cogido mala racha y eso penaliza mucho. Pero va a tirar para arriba seguro y ojalá sea a partir del domingo a las 19.00 horas”.

Jugar en Riazor: “Yo lo he vivido como jugador; ibas al Tartiere, a Mendizorroza y la motivación de jugar allí era grande. Si estás muy motivado te va a perjudicar y si no te motiva es que no te gusta el fútbol; debe ser un aliciente, pero hay que tener personalidad, hacer nuestro partido… tendremos fases mejores y peores, pero seguro que, como en Pontevedra, vamos a tener nuestro momento”.

¿Ganar en Riazor?: “Da igual el escenario; los chavales se merecen la victoria. Con el anterior cuerpo técnico ya hubo partidos en los que lo hicieron bien y merecieron sumar tres; mis sensaciones son de un equipo con ganas e ilusión. Me da igual ganar tres puntos en Riazor que contra el Celta B. El equipo debe cambiar el chip y para eso hay que lograr una victoria”.

Valoración de sus primeros días: “Estoy encantado; me han recibido como me esperaba, con los brazos abiertos y no puedo pedir más. Sabía dónde venía, que es mi casa y que iba a ser más fácil; al principio cuesta un poco, pero tengo buenas sensaciones y veo cosas que me gustan mucho”.

¿Mantendrás el mismo esquema?: “No debo decirlo, pero sí vamos a jugar con el mismo sistema porque el equipo tiene que crecer defensivamente. En la primera parte contra el Pontevedra nos generaron muchas ocasiones, pero el equipo también salió nervioso, nuevo entrenador… me gusta el fútbol ofensivo, pero ahora necesitamos ocupar los espacios y que estemos seguros. El otro día lo conseguimos tras unos minutos. Soy un amante del 4-3-3 y del fútbol ofensivo, pero ahora tenemos que hacer esto”.

Las piernas de los jugadores…: “Los que han jugado están más cansados; a mí me pasaba también cuando era jugador, con cambio de superficie. Seguro que en alguna posición nos tocará rotar y eso vendrá bien para que la gente esté enchufada y otros descansen”.

Manu Molina: “Está tocado; me gustaría contar con él, pero tiene molestias en el cuádriceps y estos días hemos intentado meterle, pero no podemos forzar con él. Tiene que ser importante”.

Duelo contra Rubén de la Barrera: “Para mí es un sueño; hace dos semanas estaba jugando con mi juvenil en el barrio en el que me he criado y ahora voy a estar en Riazor con una de las personas que más me ha influido deportivamente. Cuando estuve con Rubén, cambió mi mentalidad del fútbol y estar con él fue un disfrute y es un aventajado del fútbol y lo ve como poca gente. Tenerle al lado como amigo es un privilegio y ahora va a estar el alumno, que soy yo en un banquillo y el profesor que es él, en otro. Y eso que me llamaban ‘el profe’ cuando jugaba. Le daré un abrazo y le desearé lo mejor hasta que empiece el partido”.

Ambos se conocen… y mucho: “Puede ser, pero son diferentes contextos y escenarios. Él ha venido usando un sistema que no ha utilizado muchas veces, aunque cuando llegas a un sitio intentas adaptarte a los jugadores. Puede ser que el domingo salga con un 4-3-3 aunque ha usado el 4-4-2 o en Coruxo que jugó de otra manera. No lo sé, vamos a trabajar todo un poco”.

¿Qué Deportivo esperas?: “Espero un gran equipo, porque lo es, pero puede ser un factor importante su ansiedad o estrés; esa presión pesa mucho porque yo lo he vivido y el fútbol te deja en estas situaciones. A nivel de medios y afición hay exigencia; nosotros debemos manejar las cosas y aunque nos generen opciones es que no sean tan claras como en Pontevedra y que estemos más sueltos. Hay que tener balón para ganar, pero el fútbol se decide en las áreas”.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba