Local

“Hay que seguir las mismas reglas hasta que el bicho este desaparezca”

Ascensión Arias (80) y Ricardo Nieto (84) fueron los primeros mayores de 80 años en recibir la dosis contra la Covid-19 en Salamanca

La misma alegría que tranquilidad; así se han mostrado los dos primeros mayores de 80 años de la ciudad de Salamanca que han recibido una dosis contra la Covid-19.

Es solo el principio de un final que cada vez está más cerca para ellos, igual que para el resto de nuestros mayores, que en unas semanas ya estarán inmunizados contra este maldito ‘bicho’.

Ascensión Arias (80 años) y su marido Ricardo Nieto (84 años) fueron los primeros de la fila en entrar al Multiusos Sánchez Paraíso con las 11.00 horas como hora para vacunarse.

“Gracias a Dios no nos hemos contagiado; llevamos mucho tiempo esperando para esto, pero las cosas vienen cuando vienen, no hay que darle más vueltas”, explica Ascensión Arias.

Su vida se basa en salir lo mínimo a la calle y hacerlo muy protegidos para evitar problemas. “No hemos salido mucho, hemos estado en casa y solo lo imprescindible”, apunta.

Salir de paseo por ocio, nada, muy poco”, señala Ricardo Nieto.

vacuna Mayores 80 años

Pese a estrenarse con la primera dosis, ya saben cómo funciona esto porque su hija es sanitaria. “Ya nos ha dicho mi hija lo que puede pasar y no, estamos muy tranquilos y ella ya está vacunada. No va a tener importancia ninguna y si pasa algo, pues hay que hacerlo”, asegura Ascensión.

“Lo que no podemos hacer es creernos que porque uno está vacunado ya está inmune, no. Hay que seguir las mismas reglas hasta que el bicho éste desaparezca”, afirma con rotundidad Ricardo Nieto.

Por último, confiesan que no les gusta mucho cómo está actuando la gente en esta pandemia. “Hay de todo, pero existe mucho abuso; yo reconozco que la gente se aburre, lo entiendo. Encima nos cosen a mentiras porque unas veces nos dicen unas cosas y otras veces, otras; no hay un criterio estable. Abren y cierran cuando quieren con perjuicio para unos y otros; los chavales muchas veces no respetan nada porque según ellos son jóvenes y tienen que divertirse. Luego, dejan venir a gente de fuera y nosotros no podemos salir de la comunidad, no es ni medio normal”, argumenta Ascensión.

Este matrimonio de la zona de Carmelitas de la capital salmantina ya ha recibido con ilusión, esperanza y realismo la primera dosis; una generación que no podemos seguir perdiendo.

(Puedes ver aquí las imágenes de la vacunación en El Multiusos)

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba