Economía

Salamanca cierra el primer trimestre con 700 parados más

La provincia tiene 24.100 desempleados, según la EPA

Salamanca terminó el primer trimestre del año con 24.100 desempleados, lo que supone 700 más que el trimestre anterior y 4.500 más que en marzo de 2020, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), difundidos este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (Ine). Salamanca tiene ahora 5.000 ocupados menos que hace un año y 4.500 parados más.

 

Ical.-  El número de desempleados en Castilla y León subió un 7,7 por ciento en el primer trimestre del pasado año, con 9.900 parados más, en comparación con el último trimestre de 2020, lo que deja la cifra de parados en 138.200. Este incremento contrasta con la caída del 1,77 por ciento (65.800 personas) a nivel nacional, que deja la cifra total en 3.653.900. De esta forma, la tasa de paro en Castilla y León se sitúa en el 12,64 por ciento, mientras que a nivel nacional sube hasta el 15,98 por ciento, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada hoy por el INE.

En términos anuales, el desempleo subió en la Comunidad un 4,8 por ciento, con 6.300 parados más, en comparación con el mismo trimestre de 2020. Este incremento contrasta con la subida del 10,29 por ciento (341.000 personas).

Por lo que respecta a la ocupación, en Castilla y León había al cierre del primer trimestre del año 955.100 ocupados, 21.500 ocupados, un 2,20 por ciento menos que en anterior trimestre, mientras que el conjunto nacional la caída fue de 137.500 ocupados, un 0,71 por ciento. En términos interanuales la ocupación cayó en 29.200 personas, lo que representa un 2,96 por ciento más. En este caso, la reducción en España fue de 475.500 personas, un 2,41 por ciento.

En cuanto a los activos, Castilla y León perdió 11.600, un -1,05 por ciento más, hasta un total de hasta 1.093.300 millones, mientras que España la caída fue del 0,88 por ciento (-203.400). En comparativa interanual la pérdida fue de 22.800, un 2,05 por ciento, mientras que en España, con el retroceso fue de 135.500 (-0,58 por ciento).

La tasa de actividad se situó en Castilla y León en 53,68 por ciento, mientras que en el conjunto de España fue del 57,69 por ciento. Las comunidades con una mayor tasa de actividad fueron Madrid (63,31 por ciento), Baleares (61,17 por ciento), Cataluña (61,02 por ciento) y Murcia (59,33). En el otro extremo se sitúan Asturias (50,59 por ciento) y Galicia (52,03 por ciento).

En cuanto a la tasa de paro, Canarias registró el nivel más alto, con un 25,42 por ciento, seguida de Andalucía (22,54 por ciento) y Extremadura (22,22 por ciento). Por el contrario, País Vasco (10,99 por ciento), La Rioja (11,90 por ciento), Navarra (11,45 por ciento), Cantabria (11,88 por ciento), Aragón (12,10 por ciento) y Madrid (12,15 por ciento) presentaron una tasa de paro menor que Castilla y León (12,64 por ciento).

Por lo que respecta a la evolución por provincias, Ávila registró la única caída con un descenso del 7,5 por ciento (-900 parados), lo que deja la cifra total en 11.100. Las subidas con respecto al pasado trimestre las encabezó Soria con un 24,24 por ciento (800), hasta los 4.100 desempleados, por delante de León con un 17,67 por ciento (4.100), hasta los 27.300; Zamora, que subió un 11,49 por ciento (1.000), hasta los 9.700; y de Palencia, con un incremento del 11,42 por ciento (800), hasta 7.800. Valladolid, con una subida del 6 por ciento (1.700) se mantiene como la provincia con más parados (30.000). En Burgos el incremento fue del 5,62 por ciento (900), hasta los 16.900 parados

En términos anuales, el paro bajó en el último año en León, Palencia y Soria mientras que en resto de provincias registró subidas. El mejor comportamiento lo registró Palencia, con una caída del paro del 13,33 por ciento (-1.200). En León el retroceso fue del 11,36 por ciento (-3.500), mientras que Soria se apuntó una bajada del 4,65 por ciento (-200). Por el contrario, el mayor incremento se registró en Valladolid, con una subida del 23,4 por ciento (5.700), seguido de Salamanca, con un alza del 22,95 por ciento (4.500); y de Ávila, que sumó un 19,35 por ciento más (1.800). En Burgos el incremento fue del 0,59 por ciento (100); en Segovia del 1,4 por ciento (100); y en Zamora del 9,34 por ciento (1.000).

La tasa de paro más elevada la registra Salamanca con un 16,24 por ciento, por delante de Ávila (15,81 por ciento), León (14,12 por ciento), Zamora (13,11 por ciento) y Valladolid (12,08 por ciento). Por el contrario, Segovia presenta la más baja con un 9,62 por ciento, seguida de Soria (9,73 por ciento), Burgos (9,88 por ciento) y Palencia (11 por ciento).

Activos

Mientras tanto, el numero de activos bajó en todas las provincias con respecto al pasado trimestre, a excepción de Burgos, que experimentó una subida del 0,58 por ciento (1.000), para sumar 171.400. Por el contrario, Ávila encabezó los descenso con una caída del 5,87 por ciento (4.400), que deja la cifra total de activos en 70.500, seguida de Segovia, con un retroceso del 4,62 por ciento (3.600), para un total de 74.300. En Palencia la caída fue del 3,41 por ciento, para un total de 70.600; en Zamora del 2,77 por ciento (73.600); en Segovia del 2,32 por ciento (74.300); en León del 0,93 por ciento (193.700); en Valladolid del 0,36 por ciento (248.800) y en Salamanca del 0,06 por ciento (148.200).

Con respecto al primer trimestre del pasado año, el número de activos bajó en todas las provincias. Las caídas fueron lideras por Soria con un descenso del 5,60 por ciento (-2.500 personas); por delante de León con un 3,91 por ciento (-7.900); de Ávila, con un 2,75 por ciento (-2.000), y de Valladolid, con un 2,27 por ciento (-5.800). El mejor comportamiento correspondió a Burgos, con un descenso del 0,23 por ciento (-400), hasta los 171.400; seguida de Salamanca, que se dejó un 0,33 por ciento (-500); Zamora, con un retroceso del 1,73 por ciento (-1.300); Palencia, que cayó un 1,25 por ciento (-900); y Segovia, que perdió un 2,1 por ciento (-1.600).

La tasa de actividad más alta de la Comunidad la presenta Segovia, con un 65,73 por ciento, que es la única provincia que se sitúa por encima de media nacional (62,74 por ciento), por delante de Burgos, con un 62,57 por ciento, y Valladolid, con el 62,55 por ciento. Por el contrario, Zamora es la provincia en peor situación con una tasa de actividad del 55,02 por ciento, seguida de León (55,07 por ciento) y Palencia (56,77 por ciento). En Salamanca la tasa alcanza el 57,13 por ciento, en Ávila el 57,65 por ciento y en Soria el 59,42 por ciento.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba