fbpx
Castilla y LeónPortada

La vida a la madrileña llega a Castilla y León

  • A partir del domingo desaparecen las principales limitaciones
  • Decaen el toque de queda, la restricción de las reuniones, el cierre perimetral y la Junta amplía el horario de la hostelería hasta las 24 horas y solo controlará aforos y horarios en establecimientos

 

La Junta de Castilla y León acordó este jueves ampliar el horario de la hostelería hasta las 24 horas al decaer el toque de queda, que en el caso de la Comunidad está fijado a las 22 horas, para evitar que haya reuniones en lugares privados, como los domicilios al estar cerrados estos establecimientos.

 

LCS/Ical.- En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el vicepresidente y portavoz, Francisco Igea, detalló las medidas de contención que entrarán en vigor cuando decaiga el estado de alarma, el próximo 9 de mayo.

Igea precisó que al decaer el estado de alarma deja de estar en vigor el cierre perimetral de la Comunidad, el toque de queda, la limitación del número de personas reunidas y el límite de aforos en iglesias, si bien se mantiene el semáforo con el cierre del interior de la hostelería con una incidencia de 150 casos en catorce días.

Es una nueva vida, la vida madrileña que llega a Castilla y León, en la que pasamos a una desaparición casi total de las restricciones, que quedan reducidas a las limitaciones de horarios y aforos en establecimientos y lugares públicos en función del semáforo covid. Ahora estamos en nivel 4 de riesgo o alerta.

El vicepresidente justificó todo esto porque el Gobierno ha hecho decaer el estado de alarma que amparaba la limitación de esos derechos fundamentales, y no quiere arriesgarse a que el TSJCyL o el Supremo anule otra decisión de la Junta en este sentido.

La nueva situación permitirá limitar cuánta gente se puede juntar en un bar, pero no que en la calle de al lado haya un grupo de 150 personas. «Claro que nos parece incongruente», dijo Igea, pero apeló a la responsabilidad individual para seguir respetando la distancia de seguridad, ya que, según dijo, estamos así por el Gobierno.

Igea se mostró convencido de que no se producirá un desmadre generalizado y que los ciudadanos «serán responsables como lo han sido hasta ahora, porque saben el alto precio pagado por la irresponsabilidad». No obstante, reconoció que con el aumento de la movilidad al levantar el cierre perimetral habrá mayor transmisión del virus, pero culpa ya de todo lo que pueda pasar al Gobierno «que es el que ha decidido que decaiga el estado de alarma» y con él el confinamiento.

Cada quince días se verán cómo evoluciona la pandemia y en caso extremo sí quela Junta podría confinar «municipios, entidades y edificios», algo que el propio Igea ya dijo en su día que era difícil y sin incidencia. «No vamos a repetir los errores», dijo, «pero también conocemos la estrategia: si no tomas decisiones, palo, y si las tomas, palo también, son ilegales y el delegado del Gobierno por ahí. Ya está bien de que nos tomen el pelo», dijo.

También considera que no está lejos el final de la obligación de llevar mascarillas permanentemente, incluso en espacios abiertos.

Noticias relacionadas

2 comentarios

Deja una respuesta

Botón volver arriba