fbpx
Economía

Iberdrola vinila más de 60 molinos eólicos en Burgos para proteger a las aves

La iniciativa se desarrolla en los parques de Ballestas-Casetona, Cotera, Páramo Vega, Urbel del Castillo, Valdeporres, Viñas y Fuente Blanca

La compañía Iberdrola marcó torres de molinos eólicos en Burgos con dos vinilos en forma de ojos, que simulan una mirada fija para disuadir de la presencia a determinadas especies de aves de la zona de influencia de los proyectos. Estos círculos concéntricos miden un metro de diámetro y se colocaron a una altura de entre 3,5 y 4 metros en la base de los aerogeneradores. La colocación de estas figuras negras sobre la base blanca de las torres del aerogenerador evita el acercamiento de las rapaces.

Ical.- Esta solución se puso en marcha en siete parques eólicos en Burgos y supuso el vinilado de más de 60 aerogeneradores, distribuidos entre los parques de Ballestas-Casetona, Cotera, Páramo Vega, Urbel del Castillo, Valdeporres, Viñas y Fuente Blanca. El proyecto no representa ninguna modificación en la estructura de los aerogeneradores, ni en los sistemas de funcionamiento ni en la producción eléctrica de los parques. Se prevé la instalación de estos vinilos en otros seis parques eólicos en la provincia de Burgos y se estudiará el desarrollo en otros emplazamientos.

Este método se probó en el aeropuerto Lourdes-Tarbes-Pyrénnés en el suroeste de Francia, y demostró ser el más eficiente para ahuyentar a las aves con una disminución del 65 por ciento en el número de rapaces observadas en las zonas del aeropuerto donde se colocaron los vinilos.

Otra iniciativa consistió en pintar de negro una de las tres palas de varios generadores en los parques eólicos de Cavar (111 MW) en Navarra; y Zorreras (20 MW) en Zahara de los Atunes, Cádiz, Andalucía. El proyecto, que se desplegará en otras instalaciones eólicas de la compañía, se basa en un estudio publicado por el Instituto Noruego de Investigaciones sobre la Naturaleza, que cifra en un 70 por ciento la reducción del avistamiento de aves tras la aplicación de esta medida. La solución proporciona un mayor contraste entre las palas y las hace más visibles para las aves.

Estos trabajos de adaptación de los aerogeneradores se realizaron a unos 100 metros de altura, con los aerogeneradores ya montados, e incluyen el lijado de las palas, su limpieza y el pintado, que se realiza en condiciones meteorológicas de poco viento y ausencia de precipitaciones, para garantizar la seguridad de los profesionales especializados en el mantenimiento y operación de aerogeneradores. Cada pala, por ejemplo, de los aerogeneradores de Cavar tiene una longitud de 65 metros y alcanza hasta los 14 metros de ancho, por lo que el pintado puede prolongarse durante una semana.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba