fbpx
EconomíaPortada

La construcción salmantina necesita trabajadores

El sector vive con incertidumbre el encarecimiento de materiales y el desabastecimiento

La pandemia ha dejado debilitado a un sector que ya venía atravesando una etapa complicada desde la crisis económica de 2008. La gran esperanza para la construcción es la llegada de los fondos europeos Next Generation EU. A pesar de ello, este repunte se ve amenazado por una serie de condicionantes, con la falta de mano de obra por encima de todos.

El año 2020 supuso para el sector de la construcción una recesión del 15,9%, superando incluso datos como los de los años 2010 y 2011, en plena crisis inmobiliaria. Este retroceso rompió la tendencia alcista que llevaba la construcción desde el año 2015. A pesar de ello, en 2021 está recobrando fuerza, llegando a aportar entorno al 6% del PIB español. Cabe recordar que este sector ha llegado a alcanzar valores superiores al 10% en los años previos al estallido de la burbuja inmobiliaria.

En el caso de Salamanca, según datos del INE, el sector está volviendo a situarse en valores prepandemia, en torno al 6% del PIB. No obstante, Manuel Prieto, presidente de la Asociación de Empresarios Salmantinos de la Construcción, Obras Públicas y Auxiliares (AESCON), matiza que el crecimiento “depende del subsector que sea”. “El de rehabilitación y reforma está bastante bien y se está incrementando el número de obras, el de obra civil está un poco más parado. Y el de obra nueva está funcionando en las viviendas unifamiliares y chalets, el de vivienda colectiva está bastante más parado” añade.

En este sentido, la parte positiva que ven desde AESCON es la llegada de los Fondos Next Generation EU que, en palabras de Prieto “se van a notar bastante”. Esto se debe a que una gran parte de ellos se van a destinar a la rehabilitación de vivienda, por lo que “es probable que haya un repunte en la rehabilitación” apunta.

Por su parte, del lado negativo está principalmente la escasez de mano de obra. Ante esta situación el presidente de AESCON señala que “el peligro que existe en este momento es que muchas obras no se puedan empezar o ejecutar por la falta de mano de obra”.

Dentro de los puestos más demandados están especialmente los “oficiales de 1ª de albañilería, de fontanería, de calefacción o de cualquier otro de los trabajos que intervienen dentro de una obra. En albañilería en concreto muchísimo”, precisa Prieto, que ve como una posible solución a este problema aumentar las plazas de FP, pero también la formación que imparten las Administraciones o las asociaciones, “hay que formar a los trabajadores”, indica.

El coste de las materias primas

Otro de los principales problemas que tiene que afrontar el sector, y que viene reivindicando AESCON desde hace tiempo, es el encarecimiento que vienen sufriendo numerosos materiales que se utilizan en las obras. “De momento es imparable y está haciendo que muchas obras se estén incluso paralizando, porque hay materiales que han subido hasta un 150% en un año”, se queja su presidente.

Según datos ofrecidos por esta asociación, el coste total de las obras se ha incrementado, de media, alrededor de un 22%. Asimismo, alguno de los materiales que más han visto incrementar su precio son la madera, con un 125% más; la piedra, con subidas del 68%; y el cobre, que cuesta alrededor de un 63% más.

A todo ello hay que añadir que, en los últimos tres meses, un 75,6% de las empresas del sector han sufrido desabastecimientos o retrasos en la entrega de materiales tan imprescindibles como la madera, el acero o el aluminio.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba