fbpx
Economía

Las causas de la subida del precio de la electricidad

El encarecimiento del gas y de los derechos de emisión del CO2 explican la drástica subida

El precio en los mercados mayoristas de electricidad se ha disparado hasta máximos históricos por dos motivos: la subida del precio del gas principalmente y, en menor medida, del precio que se paga por contaminar, es decir, los llamados derechos de emisión de CO2, pero no sólo en España, sino en toda Europa. El gas natural y el CO2 son dos de los elementos que componen el precio en el mercado eléctrico (junto a lo que cuesta la energía proveniente de centrales de generación renovable y centrales nucleares).

1.    El gas. Se ha multiplicado por casi siete en el último año. El precio de la subasta diaria de Mibgas (138 €/MWh) se sitúa en máximos históricos.

Las causas de esta drástica subida se pueden resumir, según fuentes del sector, en los siguientes aspectos que confluyen generando una ola perfecta:

  • La recuperación económica, mayor de lo previsto, ha incrementado la demanda asiática de gas natural licuado, lo que ha elevado los precios del mercado mundial y ha provocado que haya menos gas disponible para las importaciones a Europa.
  • Se ha producido una caída de los inventarios de gas, que se encuentran un 20% por debajo del año anterior y un 18% por debajo del promedio de los últimos 5 años. Cabe recordar que los almacenamientos subterráneos del Norte de Europa permanecen particularmente más vacíos que en otras épocas.
  • Las llegadas de olas de frio más tempraneras en la Unión Europea han provocado que la extracción se acelere un 10% por encima al otoño del año anterior y la demanda de gas en la Unión Europa se incremente un 5% respecto al mismo periodo del año anterior.
  • A esta situación se unen las tensiones geopolíticas entre Bielorrusia, Polonia y Alemania, la creciente presión entre Rusia, Ucrania y la OTAN, junto con el conflicto Argelino- Marroquí. Rusia siguen produciendo al mismo nivel que otros años, pero las exportaciones hacia la UE se han frenado. De hecho, las entradas de gas ruso a la UE han caído un 20%.
  • Además, existe un retraso en la certificación del gasoducto Nord Stream 2. Según la Consultora Energy Aspects, se maneja que no esté disponible hasta bien entrado el 2022. La nueva instalación está ya terminada y duplicaría la capacidad de las rutas submarinas desde Rusia a Europa. No obstante, algunos señalan señalan que Nord Stream 2 aumentará la dependencia de la UE de las exportaciones energéticas rusas.

2.    El precio del CO2. Las eléctricas adquieren derechos con el fin de costear las emisiones contaminantes de sus centrales térmicas, ya sean de gas o de carbón. Posteriormente, estos costes se trasladan al precio de la electricidad que venden en el mercado mayorista. En la actualidad se encuentra en máximos históricos debido los resultados de la COP 26 (la cumbre del clima de Glasgow de noviembre de 2021) y anuncios del tripartito alemán sobre su intención de establecer un floor (una opción diseñada para cubrirse de posibles bajadas en el tipo de interés) en el precio del derecho de CO2.  El precio del CO2 se ha multiplicado por 3 en un año. Podría llegar a 100 €/t antes de final de año. 

Impacto en el mercado español

Según indican fuentes del sector, el 80% de la energía eléctrica se vende a clientes domésticos e industriales mediante contratos a plazo a precio fijo, firmados antes de la escalada de precios de modo que no le afecta la variación del precio del mercado. Incluso han visto rebajada su factura gracias a la bajada de los impuestos y de los cargos.

  • Las empresas energéticas se han comprometido a mantener y prorrogar los precios de estos contratos durante dos años.
  • Los únicos afectados por la escalada de precios son los clientes acogidos al Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor o PVPC, (11% del consumo) y los grandes clientes que han preferido pagar un precio indexado al pool, en lugar de un precio fijo (10% del consumo).
  • El gas está paralizando la industria española y esto tendrá un impacto en la economía.

El carbón

La Agencia Internacional de la Energía ha elaborado un informe sobre el carbón, en el que se indica que se está quemando carbón para producir energía al ser más competitiva que la que se obtiene quemando otro combustible fósil, el gas natural, debido a su encarecimiento.

Este estudio concluye fundamentalmente lo siguiente:

  • La electricidad generada en todo el mundo a partir del carbón se dispara hacia un nuevo récord anual en 2021, lo que socava los esfuerzos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y podría poner la demanda mundial de carbón en curso para un máximo histórico el próximo año, dijo la Agencia Internacional de la Energía en su último informe anual de mercado.
  • Tras caer en 2019 y 2020, se espera que la generación mundial de energía a partir del carbón se dispare un 9% en 2021, hasta alcanzar un máximo histórico de 10.350 teravatios-hora, según el informe Coal 2021 de la AIE.  La fuerte subida de los precios del gas natural también ha incrementado la demanda de energía de carbón al hacerla más competitiva en cuanto a costes.  
  • Se prevé que la demanda global de carbón en todo el mundo -incluyendo usos más allá de la generación de electricidad, como la producción de cemento y acero- crezca un 6% en 2021. Ese aumento no la llevará a superar los niveles récord que alcanzó en 2013 y 2014. Pero, dependiendo de los patrones climáticos y del crecimiento económico, la demanda global de carbón podría alcanzar nuevos máximos históricos ya en 2022 y mantenerse en ese nivel durante los dos años siguientes, lo que subraya la necesidad de una acción política rápida y contundente.  
  • «El carbón es la mayor fuente de emisiones de carbono a nivel mundial, y el nivel históricamente alto de generación de energía de carbón de este año es una señal preocupante de lo lejos que está el mundo en sus esfuerzos para poner las emisiones en declive hacia el cero neto», dijo el Director Ejecutivo de la AIE, Fatih Birol. «Si los gobiernos no adoptan medidas enérgicas e inmediatas para hacer frente a las emisiones de carbón -de forma justa, asequible y segura para los afectados-, tendremos pocas posibilidades, si es que hay alguna, de limitar el calentamiento global a 1,5 °C».

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba