fbpx
Economía

La forma de ahorrar a la hora de repostar

Hasta 10 euros por depósito

La subida de precios del combustible que se viene produciendo desde hace tiempo se ha visto agravada con la invasión rusa de Ucrania. Por ello, algunos expertos han enumerado una serie de consejos para ahorrar cuando repostamos nuestros vehículos. 

  • Buscar las gasolineras más baratas. El hecho de repostar en unas gasolineras o en otras puede suponer diferencias de hasta 12 euros por depósito. En este sentido, hay comparadores de precios de los carburantes que muestran las diferencias entre los establecimientos. Uno de ellos es el portal oficial de precios de carburantes.
  • Optar por la compra colectiva. Esta iniciativa consiste en negociar precios más bajos con una determinada cadena de estaciones de servicio. La OCU viene impulsando desde hace tiempo esta fórmula, bajo el lema “Quiero pagar menos por la gasolina”. En ediciones pasadas se han logrado descuentos de hasta siete céntimos por litro.
  • Repostar los lunes en vez de los sábados. Los lunes son el mejor día de la semana para repostar y los sábados el peor. Esto se explica por la ley de la oferta y la demanda, que determina que, a mayor demanda de un producto, mayor será su precio. Los expertos del RACC indican que “las marcas distribuidoras suelen aprovechar los patrones de movilidad colectivos para ajustar sus políticas comerciales, de manera que los días de mayor demanda los precios son más altos”.
  • Anticiparse a las ‘Operación salida’. Al igual que los precios de los carburantes aumentan cuando llega el fin de semana, pasa lo mismo antes de lo que la DGT denomina ‘Operación salida’, los días previos a vacaciones o puentes. Por ello, se recomienda llenar el depósito unos días antes de salir de viaje.
  • Conducir de manera eficiente. Esto se explica debido a que cuanto menos gaste tu coche, menos tendrás que repostar. La DGT ha enumerado una serie de cuestiones para llevar a cabo una conducción eficiente: no pisar el acelerador al arrancar; utilizar la 1ª marcha solo para salir, durante los primeros metros; acelerar de manera progresiva y anticipar el cambio de marcha; utilizar marchas largas preferiblemente; conducir a una velocidad constante; moderar la velocidad; para decelerar, levantar el pie del acelerador y dejar que el motor actúe como freno.
  • Revisar el vehículo. Un mal estado de algunos componentes del vehículo puede aumentar el consumo de combustible. Por ejemplo, unos neumáticos con menos presión de la recomendada o excesivamente desgastados aumentan el gasto.
  • Durante el viaje. Se recomienda planificar la ruta con antelación, para evitar atascos y para conocer la ruta con antelación para evitar errores que hagan sumar kilómetros. No hay que pasarse con el equipaje, ya que el peso extra aumenta el consumo. También se debe controlar el sistema de climatización, ya que una mala gestión hace que el coche gaste más. Por último, cabe recordar que circular con las ventanillas abiertas aumenta la resistencia al avance y supone un consumo extra del 5%.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba