fbpx
Castilla y León

Tener Urgencias en el centro de salud sale rentable

Implicaría un ahorro anual de hasta 65 millones a las arcas de Sacyl, según Ameacyl

La Agrupación de Médicos y Enfermeros de Área de Castilla y León (AMEACyL) propone a la Consejería de Sanidad crear la figura de persona de Atención Continuada y Urgencias en los Centros de Salud, lo que permitiría mejorar la atención y paliar las carencias del déficit de profesionales en Atención Primaria. También, reducir el gasto de Sacyl en 56 y 65 millones de euros al año, al tiempo que serviría para incrementar las plantillas.

Ical.- Así lo ponen de manifiesto en un estudio consultado por Ical en el que lanzan esta propuesta para reorganizar el sistema que, además, supondría fidelizar profesionales. Se trata de dar un paso en la organización del sistema, tras 35 años sin una reestructuración ambiciosa, ante los retos para atender a una población cada vez más envejecida, con patologías crónicas y sin profesionales suficientes.

A juicio de la AMEACyL, la organización actual en Castilla y León supone un coste más elevado para la Consejería de Sanidad que la creación de un cuerpo específico de profesionales especialistas para la atención de urgencias de los centros de salud, lo que mejoraría la calidad asistencial, tanto en las consultas como en las urgencias fuera del horario habitual de consulta, además de contribuir a la reducción de las listas de espera en Atención Primaria.

Por otro lado, se producirían mejoras evidentes en la conciliación social, familiar y laboral de todos los trabajadores y se garantizaría la realización íntegra de la jornada del personal evitando los constantes cambios de turno de la actualidad, además de crearse puestos de trabajo más atractivos que facilitarían la fijación de nuevos médicos y enfermeras en nuestra comunidad, permitiendo de esta forma la ampliación de las plantillas y reduciendo el coste final del servicio para la Administración

“De esta forma, se pondría freno a la incesante emigración de profesionales en busca de mejores condiciones de trabajo, permitiendo su estabilización laboral en Castilla y León”. Del mismo modo, esta figura evitaría las las libranzas post guardia de todos aquellos profesionales de Primaria cuya jornada complementaria se solape con su ordinaria, consiguiendo además la reducción del coste a la Administración Pública para la prestación del servicio al ciudadano, e incrementando a su vez el número de profesionales en activo.

Trabajo estable

El modelo de organización basado en la creación de un Servicio de Atención Continuada y Urgencias crea puestos de trabajo estables, ya que convierte las horas complementarias de profesionales que ya tienen un contrato (horas “extras” u horas realizadas fuera de la jornada ordinaria) en horas ordinarias de nuevos puestos de trabajo.

En este sentido, la asignación de un horario propio del Servicio de Atención Continuada y Urgencias permite planificar las carteleras de trabajo y calcular la plantilla necesaria, la creación de plazas y posterior oferta en procesos selectivos, así como realizar una cobertura real en las convocatorias reduciendo la alta tasa de temporalidad del colectivo de médicos y enfermeras/os de área, consiguiendo así mayor estabilidad en el empleo.

Además de los costes cuantificables de cada modelo organizativo, deben valorarse las consecuencias sociales derivadas de la “inversión en empleo”, por lo que la actividad generada por la creación y estabilidad en el empleo se traduce en confianza y consumo, lo que a su vez genera empleos indirectos y un efecto multiplicador de la actividad económica, que a su vez, facilita la recuperación en periodos de crisis y acelera la recuperación económica, añade el estudio.

Por otro lado, el modelo organizativo de guardias y libranzas de los profesionales de los de Primaria reduce el empleo estable y permite e incentiva que profesionales con contrato acumulen horas complementarias, que conceptualmente en la práctica son horas “extraordinarias” y que no generan cotización a la Seguridad Social, mientras existen profesionales demandantes de empleo, que reciben sus prestaciones cuando podrían ser contratados y cotizar por las horas de jornada ordinaria objeto de estas nuevas contrataciones, lo que también incrementa el presupuesto necesario de este modelo de guardias de Primaria seguidas de libranzas.

“Esta situación empeora las crisis y retrasa la recuperación económica, además de fomentar la disminución de disponibilidad tanto de médicos como de enfermeras/os, que tratan de obtener mayor estabilidad laboral y mejorar su conciliación familiar y laboral. De esta manera, la Administración Sanitaria eligiendo este modelo ha obviado el impacto socio-laboral de su implementación”.

Experiencias previas

La organización de un Servicio de Atención Continuada y Urgencias como dispositivo asistencial diferenciado y coordinado con el de los Equipos de Atención Primaria, con una franja horaria asistencial propia y con una organización independiente, ha sido desarrollada en otros servicios sanitarios y continúa utilizándose, generando mayor satisfacción laboral entre los distintos profesionales al verse delimitadas sus funciones y circunscribirse los horarios de actividad de cada uno.

Además, los resultados del estudio evidencian que es más eficiente y productivo que la Atención Continuada la realicen médicos y enfermeros con esta función específica, de la misma forma en que es realizada en otros servicios sanitarios, pasando a ser las horas de guardia de los equipos de primaria la jornada ordinaria del nuevo personal.

Dicha organización cumple igualmente con el principio de eficacia asistencial, ya que contribuye a afianzar y mantener la atención longitudinal entre los pacientes y sus respectivos médicos/as y enfermeras/os de referencia, aumentando la calidad asistencial, favoreciendo la organización y descongestionando las consultas ordinarias, y contribuyendo a la disminución de las listas de espera en Atención Primaria, lo que finalmente produce una disminución de la demanda en el horario de atención continuada o urgencias del centro de salud o del servicio de urgencias del Hospital de referencia, con la reducción presupuestaria asociada, añaden.

Las diversas posibilidades de gestión de personal representan múltiples opciones para el Servicio de Salud de Castilla y León (Sacyl) por la posibilidad de desarrollo e implantación de nuevos sistemas de organización del personal y de la asistencia sanitaria en Atención Primaria, regulando a los médicos y enfermeros de área y evitando así figuras profesionales que crean vinculaciones laborales poco estables, como sustitutos de larga duración, con jornadas laborales dependientes de la actividad realizada por otros profesionales, con escasa sensación de pertenencia al equipo y con un reducido reconocimiento profesional.

La reducción de la jornada complementaria del personal de Atención Primaria permite además mejorar la capacidad de cobertura ante cualquier eventualidad como consecuencia de una plantilla mejor dimensionada, favoreciendo a su vez la conciliación familiar, social y laboral de todos los trabajadores.

Impacto económico

El estudio cuantifica los costes de la cobertura de la Atención Continuada en el Servicio de Salud de Castilla y León con el sistema de gestión de personal actual en comparación con la cobertura por un personal específico de Atención Continuada y Urgencias. Arroja una diferencia presupuestaria de más de 57 millones de euros al año, como consecuencia de esta decisión organizativa del Servicio de Salud, un sobrecoste que asciende hasta 65 millones de euros al año al tener en consideración los complementos que perciben los profesionales en activo por trienios y por carrera profesional en este servicio de Atención Primaria.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba