fbpx
Sucesos

La familia de la mujer asesinada en Málaga sospecha de un hijo

Uno de ellos está detenido

Los familiares de Ángela Mérida, hallada muerta en una alcantarilla de Málaga este martes, sospechaban de los hijos de la víctima. Según las pesquisas del Grupo de Homicidios, el móvil del asesinato podría ser económico, unido al consumo de estupefacientes de uno de sus hijos, que ha sido detenido. 

Este martes, el cuerpo sin vida de Ángela Mérida se encontró en una alcantarilla de Málaga con signos de violencia. La mujer llevaba desaparecida desde el pasado 23 de mayo y la Policía lo estaba investigando. El detenido por el crimen es un joven de 22 años, hijo adoptivo de la víctima. Pese a la crueldad del caso, según ha informado el Diario Sur, no ha pillado por sorpresa a sus familiares y allegados.

Un hermano de Mérida presentó una denuncia el pasado 3 de junio. Posteriormente, el 11 de julio volvió a dependencias policiales para ampliar dicha denuncia, manifestando que la familia sospechaba de uno de los hijos de la mujer. El hallazgo de un teléfono móvil de la mujer en una casa de campo familiar fue el motivo de la desconfianza. Otro hijo de la difunta descubrió que el teléfono estaba vacío tras conectarlo a un ordenador. Asimismo, el hermano de la víctima expuso a los agentes que el ya detenido tenía “algo que ver” con el asunto del móvil, ya que la mujer no residía en ese domicilio.

Otra de las razones que levantó las sospechas del hermano fue que el detenido fue visto tirando a la basura varias pertenencias de su madre, dos días después de su desaparición. Para ello, le ayudaron “otras personas” a quienes metió a vivir en el piso de su madre. Todo ello lo han corroborado varios testigos de la misma urbanización. Además, al otro hijo de la fallecida le extrañó que su hermano no le contase nada sobre la desaparición.

A falta del resultado de la autopsia, todo hace indicar que Mérida murió estrangulada. Tras el asesinato, el cadáver se guardó en otro emplazamiento para, posteriormente arrojarlo a la arqueta. Desde el Grupo de Homicidios sospechan que el móvil podría ser económico, ya que el detenido pedía dinero a la víctima constantemente. De esta manera, esas peticiones suponían una fuente de conflictos entre madre e hijo.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba