fbpx
Local

Concentración contra las políticas de la Junta por la extinción de incendios

Fridays for Future convoca una concentración con el respaldo de otras asociaciones como el Comité Antinuclear y Ecologista. El acto se realizará en la plaza Mayor, el sábado a las 20.00 horas

El verano está siendo una tragedia, para el medio natural de Castilla y León debido a los incendios forestales. A lo que hay que añadir la pérdida de dos vidas humanas y varios heridos

Fridays for Future convoca una concentración con el respaldo de otras asociaciones como el Comité Antinuclear y Ecologista de Salamanca, c ontra las políticas de la Junta de C-L en la prevención y extinción de los incendios.

Las organizaciones explican que la temporada empezó con el incendio que arrasó más de 30.000 hectáreas en la Sierra de la Culebra. En el mes de junio, en plena ola de calor y, a pesar de esto, solo había empezado a trabajar el 20 % del operativo de incendios siguiendo la rutina de los años anteriores, como si la tremenda ola de calor de aquellos días no existiera. Como si el calentamiento global no fuera con Castilla y León.

Durante la actual ola de calor decenas de incendios están asolando las provincias de Zamora (más de 60.000 has.), Salamanca (Monsagro, El Maillo, Las Batuecas, Candelario) y Ávila (Cebreros). «Todos ellos tienen en común: una administración incompetente e irresponsable, el desprecio por la biodiversidad y los ecosistemas, los efectos de la crisis climática, una política forestal productivista por encima de la conservación y finalmente el abandono y vaciamiento de las comarcas agrarias», explican en el comunicado.

Esta situación ha dejado patente la precariedad tanto del dispositivo de incendios como de las condiciones laborales del mismo. La precariedad con la que trabajan muchas personas del operativo: contratos temporales, escasa formación o bajos sueldos abundan, en particular para las cuadrillas de tierra. «Las asociaciones profesionales han catalogado al servicio contraincendios de Castilla y León como el más deficiente y privatizado de todo el Estado español», puntualizan.

A esto se une un dispositivo mermado, que tiene dificultades para cubrir con suficiente personal los turnos cada vez que los incendios se hacen extensos o que coinciden numerosos de ellos. «Esto está conllevando que las personas que trabajan en la extinción de los incendios hagan turnos de 14 horas realizando tareas físicamente muy duras y teniendo muy poco descanso», matizan.

Denuncian la despreocupación por el medio natural de nuestra comunidad es una constante en sus gestores políticos. Esto condiciona la prevención y por tanto la propagación de incendios, con políticas de abandono del mundo rural, el deterioro de los ecosistemas completamente alejados del contexto climático y de una biodiversidad vinculada a territorio y adaptada a las nuevas condiciones. «La mezcla real, y ya de sobra presente, de olas de calor, vientos fuertes y sequías extremas y prolongadas, unos ecosistemas deteriorados y actividades de aprovechamientos de los montes, ha supuesto la mezcla perfecta para llegar a esta situación. Nuestros gobernantes han dejado claro que para ellos el medio natural no es prioritario».

Es urgente atender las demandas del operativo de incendios y lograr su profesionalización, garantizar una adecuada formación en todos los niveles y condiciones de trabajo dignas.

Asimismo, es urgente poner más medios en investigar causas, perseguirlas y juzgar a los culpables. Solo así podremos hacer frente a lo que nos queda por delante desgraciadamente, con veranos cada vez más largos y más duros, sin tener que lamentar la pérdida de más vidas humanas ni de animales y de biodiversidad.

«Estamos en pleno julio, pero si no reaccionamos, la catástrofe no acabará aquí».

Por ello, convocan una concentración en la Plaza Mayor a las 20.00 horas este sábado 23 de julio. 

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba