fbpx
Sucesos

Un guardia civil dispara a otro tras proponerle un intercambio de parejas

Se enfrentará a un año y dos meses de prisión

El Tribunal Supremo ha ratificado la condena a un guardia civil que disparó a un compañero durante una discusión que se inició porque el segundo le propuso al primero un intercambio de parejas. La sentencia ha establecido una pena de un año y dos meses de prisión. 

Los hechos tuvieron lugar el 29 de marzo de 2017 en el Puesto de la Guardia Civil de Almarza (Soria). Dos guardias civiles, que mantenían buena relación, estuvieron hablando por WhatsApp sobre cuestiones ajenas a lo profesional. En un determinado momento, uno de ellos le propuso al otro un intercambio de parejas. Este último le pidió al primero respeto y seriedad y, pese a que el agente se disculpó, llegaron a proferirse insultos y amenazas.

Cuando el servicio iba a terminar, el agente que propuso el intercambio trató de hablar con su compañero para aclarar las cosas. Finalmente, ya de noche, le localizó en un parque paseando a su perro. Allí los dos agentes -de uniforme y armados- discutieron nuevamente, hasta que el hombre que paseaba al perro decidió regresar a casa. En ese momento, el otro guardia sacó su pistola y disparó, pasando la bala cerca de las piernas de su compañero.

Como consecuencia del disparo, el agente se abalanzó sobre su compañero para quitarle el arma, pero este último disparó de nuevo, aunque la bala fue al aire. Una vez que el guardia le quitó el arma a su compañero fueron a la vivienda de un compañero, que era comandante, para explicarle lo sucedido. Este pidió que no avisaran al capitán porque, de hacerlo, todos tendrían problemas.

Finalmente, y tras recoger los casquillos del parque, el agente víctima de los disparos avisó al capitán. A su llegada, este ordenó buscar al guardia que disparó y que fue detenido poco después. Ahora, el Supremo ha confirmado la condena de un año y dos meses de cárcel para el guardia que disparó. Asimismo, al comandante se le ha impuesto una pena de tres meses de prisión por un delito contra los deberes de servicio.

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. La noticia no aclara qué pareja era la que se pretendía intercambiar porque, tratándose de la guardia civil, bien pudiera ser que se tratara del acompañante de trabajo, “la pareja”. Cómo está España, por Diossssssss.

Deja una respuesta

Botón volver arriba