fbpx
Provincia

Reprochan a Iglesias su escaqueo tras las inundaciones

Barcones le pide que haga su “trabajo” para que la Diputación analice sus competencias en cada tramo de río

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, respondió este miércoles al presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, que ayer dio un “pequeño tirón de orejas” a la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) para que mantenga las cuencas “en perfecto estado” tras las inundaciones acaecidas durante las últimas horas en la provincia tras las copiosas lluvias del domingo. No en vano, le invitó a estudiar para que compruebe quién es el competente en cada tramo de la cuenca y de río.

Ical.- Barcones recordó que al hablar de tramos urbanos es de una administración. “Le pido al presidente de la Diputación de Salamanca que haga un examen de conciencia y presupuestario de cómo las diputaciones, que tienen encomendada la asistencia técnica y económica, colaboran y cooperan con los ayuntamientos para que puedan asumir esa parte competencial”, dijo.

Además, lamentó que, en este tipo de situaciones naturales excepcionales, haya gente “especialista” en intentar derivar la responsabilidad a “otro”. “Estaría bien que alguna institución arrimara el hombro y cumpliera sus obligaciones y trabajo”, sentenció.

La delegada del Gobierno precisó, según recogió la Agencia Ical, que la CHD destinó el año pasado 1,6 millones de euros para la conservación y mantenimiento de los cauces en la provincia de Salamanca, con el objetivo de evitar incidentes ante la crecida de los ríos.

“Nos encantaría tener mayores dotaciones presupuestarias para hacer más inversiones y acometer estas obras pero el dinero es el que es”, añadió. En este sentido, consideró que el Gobierno central cumple con su parte y pidió a las otras administraciones que hagan lo propio con lo que les corresponde.

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Los ríos no son canales por donde tiene que irse el agua directamente hacia el mar o lo más lejos posible. Son ecosistemas complejos absolutamente necesarios para nuestra vida y la de otros seres. Los ríos son extraordinariamente valiosos en el tejido de la vida y en ellos, gracias a la humedad, es donde mejor se desarrolla la vegetación y los árboles. Esa vegetación no es suciedad, en sentido estricto, no hay que limpiarlos. Cuando se producen inundaciones como las de estos días es porque los cauces en muchos casos han sido reducidos por el afán de aprovechar un espacio que corresponde a las llanuras de inundación. Las zonas inundables son las que nos dan seguridad en caso de crecidas excepcionales, laminando las avenidas e impidiendo que las infraestructuras sean dañadas por la fuerza del agua.

Deja una respuesta

Botón volver arriba