fbpx
Provincia

La CHD invirtió 1,6 millones en limpiar cauces de Salamanca

Entre otros, en los ríos Alhándiga, Tenebrilla, Gamo, Yeltes, Águeda, Almar, Margañán, Gavilanes y el regato Bodón

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) invirtió durante el último año 1,6 millones de euros para la mejora de las condiciones hidrológicas de más de 54 kilómetros de cauces en la provincia de Salamanca.

Según destacó el organismo mediante un comunicado, la CHD ha desarrollado distintas labores en 31 municipios de la provincia, con el objetivo de “conservar y recuperar el buen estado de los ríos, minimizando los riesgos de inundación, fomentando el uso racional del espacio fluvial, e impulsando así el desarrollo sostenible del medio rural”.

Una valoración que llega tras las críticas vertidas durante el martes por algunas entidades, incluyendo a la Diputación de Salamanca y a la organización agraria Asaja.

De esta forma, la CHD recordó que ha actuado en los ríos Alhándiga, en el término de Fresno de Alhándiga; Tenebrilla y Águeda, en Ciudad Rodrigo; el río Gamo, en Garcihernández; Yeltes, en Aldehuela de Yeltes, río Almar, en Garcihernández y Villagonzalo de Tormes; y Margañán, en los términos de Malpartida y Aldeanueva de la Sierra respectivamente, además de otra serie de arroyos y regatos, entre los que se encuentran algunos de los afectados por la recientes inundaciones, como el arroyo Zurguén en Aldeatejada, el regato Pocilga en Sieteiglesias de Tormes y el arroyo de Valdemoro en Aldehuela de la Bóveda.

De forma general, el organismo insistió en que las actuaciones de conservación han consistido en “la retirada de tapones, entresacas y podas, junto a otras acciones basadas en soluciones naturales, con el fin de mejorar las condiciones del cauce del río y mitigar el riesgo de inundación”.

Actualmente, está realizando labores de conservación y mantenimiento en los cauces del arroyo de la Cova en el término de Pelabravo y del río Corneja en Navalmorales. En los próximos meses, se prevé realizar trabajos de mantenimiento y conservación de los cauces de los ríos Margañán, Almar y río Valvanera, entre otros.

Zonas afectadas

De forma paralela, el organismo está ejecutando trabajos de emergencia en la zona afectada por el incendio de Ladrillar-Monsagro, en el ámbito territorial de la demarcación hidrográfica del Duero. Así, está llevando a cabo labores de protección de los cauces principales y secundarios afectados por dicho incendio, con un importe ejecutado de casi 430.000 euros.

Hasta la fecha, el organismo ha actuado en los términos municipales del Maíllo y Morasverdes sobre casi 3500 metros del río Morasverdes, aguas arriba de la captación del abastecimiento de la localidad con el mismo nombre, utilizando conjuntamente fajinas y albarradas. A esto hay que sumar 27 balsas de decantación ejecutadas en torno a los cauces secundarios de este río para evitar que la ceniza llegue a su captación de abastecimiento.

En el término municipal de Monsagro, se han ejecutado 519 albarradas en cauces secundarios del río Agadón y se ha conseguido retener ceniza y suelo, y mitigar el efecto erosivo del agua sobre el suelo sin vegetación. Por último, se han iniciado los trabajos de reforestación de los cauces afectados por el incendio utilizando planta seleccionada y propia de la zona y de la vegetación de ribera.

Cauces urbanos 

La CHD destacó además que el Plan Hidrológico Nacional establece que las actuaciones en cauces públicos situados en zonas urbanas corresponden a las administraciones competentes en materia de ordenación del territorio y urbanismo, esto es, a los ayuntamientos y, en su caso, a la administración autonómica, en este caso, la Junta de Castilla y León.

Además, apuntó que en el caso de que las actuaciones en cauces públicos consistan en cuestiones menores, bastará con presentar una declaración responsable que puede descargarse en la página web del organismo de cuenca. Tras la presentación de la misma y una vez transcurrido el plazo de 20 días hábiles, el interesado podrá iniciar la actividad declarada.

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Y dale con la limpieza de los ríos. los ríos no están sucios, la naturaleza es así, en ellos crece mucho la vegetación gracias a la humedad. Nos queremos cargar todo. La Confederación, los ayuntamientos y la Diputación tendrán que acondicionar los espacios limítrofes para evitar daños económicos, pero fuera de los cauces y sin eliminar la vegetación natural. Solo excepcionalmente se debería actuar en el mismo cauce.

Deja una respuesta

Botón volver arriba