Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Expertos en energía aplauden la reforma del mercado eléctrico

Avisan del riesgo de las políticas intervencionistas
Ricardo Rivero y Arias Cañete, este miércoles.

La Universidad de Salamanca ha celebrado el Congreso Europeo sobre el Mercado Eléctrico de la Unión Europea, un evento que ha reunido durante dos días en la ciudad salmantina a prestigiosos expertos nacionales e internacionales para analizar la actualidad en torno al acuerdo de reforma del mercado eléctrico, el rol de España como presidencia de turno del Consejo de la Unión, la evolución del mercado de la electricidad y las medidas necesarias para alcanzar los objetivos de electrificación de la economía y descarbonización para 2050.

Las Jornadas, celebradas justo cuando el Consejo acababa de cerrar el acuerdo para las negociaciones con el Parlamento y la Comisión, han contado con la bienvenida por parte del rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero Ortega y del excomisario europeo de energía y acción por el clima, Miguel Arias Cañete, quienes han destacado la encrucijada en la que se encuentra en la actualidad el mercado eléctrico y la necesidad de establecer un marco regulatorio de la electricidad estable y coherente que fije una señal de precios constante.

Para Arias Cañete, que se congratula de que el Consejo haya abandonado las posiciones más intervencionistas, “hay que proteger el mercado marginalista, las inversiones que traigan el dinero para las energías renovables y seguir por el buen camino hacia la transición energética. El tremendo reto de la descarbonización energética y de los usos finales de la energía, no termina con esta reforma, incluso si llega a buen puerto y se cierra sobre bases no intervencionistas, como apunta por las posiciones de los legisladores. Será necesario continuar para garantizar el masivo desarrollo de renovables, del almacenamiento y de la red eléctrica, para desterrar definitivamente los combustibles fósiles en toda la economía. La experiencia reciente nos muestra que este tremendísimo reto no se alcanzará si se incurre en medidas intervencionistas o que fragmenten el mercado interior, en que algunos siguen emperrados. Hace falta mucha más Europa para conseguirlo”.

En este sentido, Rivero Ortega ha defendido que “la posición del Consejo acordada en la reunión de ayer está alineada con la propuesta de la Comisión Europea que planteó una evolución, y no una revolución, del mercado actual”.

El debate entre expertos sobre el acuerdo alcanzado para el nuevo diseño del mercado eléctrico y las medidas de emergencia a contemplar en el nuevo modelo ha puesto el foco en la crisis energética a la que Europa se ha enfrentado y el valor de la cobertura para los consumidores, así como la necesidad de acelerar el despliegue de la energía renovable. Para ello, el pacto alcanzado por los Estados confirma la validez de los principios de su diseño, como el mercado marginalista y la promoción de los mercados a plazo y los acuerdos de compra de energía para permitir a los consumidores protegerse ante la volatilidad de los precios en los mercados mayoristas de electricidad de la manera más eficiente y efectiva. También se concreta que para aplicar precios regulados por debajo de coste para consumidores residenciales y pymes ha de haberse declarado una crisis en base a criterios predefinidos.  En referencia a los mecanismos de capacidad, los expertos han valorado positivamente la mejora que supone la eliminación de su carácter temporal y su simplificación, tanto en su aprobación como en su aplicación.

Para Carlos Padrós, catedrático de Derecho Administrativo y Derecho de la UE de la Universitat Autònoma de Barcelona, “uno de los objetivos que persigue esta reforma es la de consolidar la creación de un marco jurídico estable, predecible y no sujeto a vaivenes de los reguladores nacionales, que respete plenamente el mercado y permita garantizar una energía a precios asequibles a la vez que se avanza en los objetivos climáticos. Por ello, un marco europeo homogéneo es clave para que los inversores tomen sus decisiones. La regulación eléctrica también es muy importante para la correcta asignación de los precios y para la seguridad. No olvidemos que la regulación tiene que garantizar la seguridad y el abastecimiento del suministro”.

Asimismo, la hoja de ruta de las renovables debe dar libertad a los inversores para que elijan el modelo de viabilidad que prefieran y que permita ofrecer energía a un precio estable y asequible a los consumidores. Para ello, los ponentes han destacado el papel importante que están tomando los contratos de compraventa de energía a largo plazo (PPA) y la necesidad de fomentar y proteger estos contratos a largo plazo.

Según han destacado los expertos, el acuerdo alcanzado por el Consejo, al igual que el del Parlamento y la propuesta de la Comisión reconoce el valor de los mercados a plazo y PPA para que los consumidores se cubran de la volatilidad de precios debido al incremento del gas.

Así, se contemplan medidas para eliminar barreras al desarrollo de los PPA y se obliga a las comercializadoras a ofrecer precios fijos (además de variables) a los consumidores, para que estos puedan optar por una cobertura que les permita protegerse frente a escenarios de volatilidad como el que ha pasado Europa en los últimos años.

Durante el debate también se ha hecho hincapié en la necesidad de seguir en esta línea evitando la sobre regulación de los PPAs y protegiendo a los inversores contra medidas retroactivas como la mejor forma de promover la utilización de PPAs.

Deja un comentario

No dejes ni tu nombre ni el correo. Deja tu comentario como 'Anónimo' o un alias.

Más artículos relacionados

Te recomendamos

Buscar
Servicios