Cosas de la vida

Microsoft jubila el Windows XP: ¿Qué podemos hacer?

El día 8 de Abril Microsoft dejará de dar soporte y actualizaciones para su sistema operativo Windows XP.

“Esto supone que lo primero que debemos decir es que nuestro Windows XP NO dejará de funcionar el día 8 de Abril. Podremos seguir usando nuestro ordenador durante tiempo indefinido, en este sentido no habrá ningún tipo de restricción”, explica José Ignacio Lorenzo de CAB Soluciones Tecnológicas

El usuario podrá seguir utilizando Windows XP, pero los expertos “aconsejan” que no lo haga, ya que cuando Microsoft cese su soporte a este sistema operativo, todas las vulnerabilidades y fallos que se vayan detectando en el mismo quedarán sin corregir. “Esto provocará que nuestro PC cada día que pase estará más expuesto a amenazas, ya sean ataques dirigidos, virus o ficheros espía”, puntualiza Lorenzo.

También cabe mencionar que al no continuar con el desarrollo de las aplicaciones propias del sistema operativo éstas no podrán adaptarse a las nuevas tecnologías por lo que cada vez existirán más contenidos inaccesibles para este sistema, por ejemplo ciertas páginas web (recordemos que la última versión de Internet Explorer para Windows XP es la 8, actualmente se trabaja con la 11).

En definitiva, los expertos señalan que “no debe cundir el pánico, pero tampoco debemos dormirnos en los laureles”. Es llamativo el dato de que el 30 % de los PCs usados en la actualidad aún dispongan de un sistema operativo instalado que data de Octubre de 2001. Es el momento de cambiar, es el momento de avanzar.

En este sentido, las posibilidades por parte de Microsoft son 3: Windows 7, Windows 8 y Windows 8.1. Cualquiera de las 3 es perfectamente válida, aunque desde CAB Soluciones Tecnológicas indican un par de detalles a tener en cuenta:

  1. Windows 7 es un sistema más cercano a la interfaz y modo de trabajar de XP, por lo que al usuario le costará menos afrontar el proceso de adaptación.
  2. Windows 8, actualmente en su versión 8.1 está muy enfocado al mercado actual de los dispositivos táctiles y la integración de la nube en nuestro día a día, se hace patente desde el segundo 1. Por el contrario el cambio es sustancialmente más significativo si provenimos de Windows XP. Nos costará más saber por dónde andamos en cada momento.

El usuario deberá analizar varios aspectos antes de proceder con el cambio de sistema operativo, que los dispositivos sean compatibles con el nuevo sistema; si existen drivers y si los fabricantes dan soporte para ese dispositivo sobre el nuevo sistema.

Por otra parte, también surgen dudas como si las aplicaciones que se tiene actualmente son compatibles con el sistema que vamos a instalar. “Aquí podemos hacer uso de la virtualización como puente para soportar algunas aplicaciones que en teoría no serían soportadas”, concluye José Ignacio Lorenzo.

 


Noticias relacionadas

2 comentarios

  1. Una realidad inmediata. Es bueno actualizarse igual que lo hacemos con nuestros terminales moviles, coches, o electrodomesticos.

Deja un comentario

Botón volver arriba