Opinión

De Villalares, Carreras y Comuneros

Esta semana celebramos la fiesta de nuestra Comunidad Autónoma. Cada 23 de abril se celebra en Villalar de los Comuneros, el día de Castilla León. Durante varios años he acudido a esta convocatoria. Es una fecha lúdica pero también reivindicativa.

Los primeros años que participé lo hice detrás de una barra poniendo cañas, vinos y algún que otro refresco acompañado de su pincho de paella o de panceta. Era lo que tenían los primeros años de militancia política o sindical. Allí estábamos toda la chavalería echando una mano en las casetas de nuestro sindicato o nuestro partido. Ahora la cosa ha cambiado e imagino que estarán otros más jóvenes cambiando el barril o sacando las viandas de la plancha, o incluso puede que haya profesionales de la hostelería con sus seguros sociales en regla cumpliendo estas funciones militantes.

La verdad es que hace un par de años que no acudo y este año tampoco voy a poder ir, no porque no me apetezca, sino porque este año me he comprometido con otra reivindicación.

Sin desmerecer la Revolución Comunera, este año voy a participar en la Carrera Solidaria que organiza la Asociación de Enfermos de Parkinson. Recuerdo perfectamente tener unos trece o catorce años y escuchar que el actor de aquella serie de los 80, Los problemas crecen, tenía Parkinson. Esta enfermedad es conocida aunque solo sea porque algunos de sus síntomas son fácilmente identificables. Lo que la mayoría no sabemos es que se esta enfermedad se caracteriza por la falta de producción de una sustancia química en el cerebro llamada dopamina, la cual es responsable de ayudar a los movimientos del cuerpo y de regular el estado de ánimo de una persona. Para estas personas resulta de vital importancia recibir un tratamiento no solo de carácter farmacológico o quirúrgico sino también de carácter rehabilitador. La logopedia, la fisioterapia o la hidroterapia son técnicas complementarias que ayudan a mantener una calidad de vida y un mayor autocontrol de las capacidades motoras de las y los enfermos. Estos tratamientos se ven recortados con la crisis.

[pull_quote_left]Para los enfermos de Parkinson resulta de vital importancia recibir un tratamiento no solo de carácter farmacológico o quirúrgico sino también de carácter rehabilitador. La logopedia, la fisioterapia o la hidroterapia son técnicas complementarias que ayudan a mantener una calidad de vida y un mayor autocontrol de las capacidades motoras de las y los enfermos. Estos tratamientos se ven recortados con la crisis[/pull_quote_left]En la actualidad, la prestación de estas terapias, aun formando parte de la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud, están siendo facilitadas por las asociaciones y asumidas en gran parte por los afectados. De nuevo la crisis prioriza y elimina recursos del Estado de Bienestar. Por eso este 23 de abril estaré corriendo por solidaridad con los enfermos de Parkinson pero, sobre todo, para reivindicar que la salud es un derecho y no un negocio. A ver lo que aguantan mis piernas, porque debo reconocer que en esto del running soy bastante nueva. En lo que no soy nueva es en ir corriendo de un lado a otro, peleando con los minutos para llegar a tiempo. Porque en una ciudad de pequeñas distancias, lo habitual es que las vecinas y vecinos apuremos el reloj en la citas o a la hora de llegar al trabajo, porque todo está cerca y nos confiamos. Ahora al hablar de vecinas y vecinos me ha venido a la mente la imagen de las personas del barrio de Comuneros (como los de Villalar, qué casualidad). Algunos jueves he acompañado a estos vecinos en las concentraciones de rechazo por la posible construcción de un parking subterráneo en las inmediaciones del parque de la Alamedilla. Parece que de nuevo las movilizaciones ciudadanas pueden dar resultados. Estas protestas en el tiempo, esta unión vecinal, esta chispa que encendió el barrio de Gamonal, demuestra que cuando los vecinos y las vecinas se organizan ganan. Ganan batallas, porque la guerra solo se ganará el día que veamos una democracia participativa. Una democracia donde no hará falta movilizarse porque nuestros representantes ya habrán tomado en cuenta nuestra opinión antes de tomar una decisión.

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba