fbpx
Cosas de la vida

Carla Royo Villanova: «Las arrugas son las cicatrices de nuestra vida»

Carla Royo Villanova es la cara más conocida de Carla Bulgaria Roses Beauty, su empresa de cosméticos desde hace unos años, pero junto a ella están su padre, Jaime Royo Villanova -vinculado a Salamanca porque fue gobernador Civil en la época de UCD- y su hermano Álvaro. Está casada con Kubrat de Bulgaria, príncipe de Panagiuristhe, y tiene tres hijos, Mirko, Lukás y Tirso. Charlamos con esta bella mujer sobre cremas, tratamientos y sus rituales de belleza.

Carla, ¿qué importancia le damos a la piel?
Hay personas que le dan una importancia desproporcionada y otras nada. Creo que como en todo hay que tener un equilibrio y hay que cuidarse con coherencia y cabeza.

¿Cuánto deberíamos cuidarnos?
Con Carla Bulgaria Roses Beauty un par de minutos por la mañana y un par por la noche. (Risas)

¿Cuándo conviene comenzar a cuidarse?
Siempre digo que la mejor medicina es la prevención, en todos los sentidos. Una piel joven tiene que estar limpia e hidratada y si hacemos esto desde que una persona comienza a maquillarse la tendremos bien, por otra parte, si no te maquillas nunca, a partir de los 20 ó 22 años convendría empezar a cuidarse.

Llega el verano. ¿Qué es lo que tenemos que hacerle a la piel para que el sol no le haga estragos?
Protección solar a tope. El máximo protector solar que haya, el 50 plus, aunque tengamos la piel morena o bronceada.

 

Carla Royo Villanova está casada con Kubrat de Bulgaria y es madre de tres hijos.
Carla Royo Villanova está casada con Kubrat de Bulgaria y es madre de tres hijos.

Tiene línea de cosmética masculina. ¿Cómo deben cuidarse?
Los chicos tienen una piel diferente a la de las mujeres, más gruesa y más grasa. Además, los que se afeitan tienen una piel que recibe mucha más agresión. También deben limpiarse la piel e hidratársela y en el caso de los hombres que se afeiten, usar un after shave que sea calmante, hidratante y que no les irrite más, porque hay muchos que contienen alcohol y esto no es bueno para la piel.

¿Ha hecho una línea de hombres porque en su casa está rodeada de ellos? (Tiene tres hijos)
(Risas) No, he hecho la línea de hombres porque mis clientas se quejaban de que sus maridos, hermanos, hijos, novios o padres les cogían el hidragel calmante como after shave. Por esa razón, hice una crema para hombres, que le sirve para después del afeitado y tiene Q10, por lo que les sirve para atenuar o prevenir arrugas, porque a los hombres no les gusta tener muchas cremas, les gusta una que valga para todo.

¿Cuál es su ritual de belleza?
Limpieza por la mañana y por la noche. Por la mañana es importantísimo, porque durante la noche se eliminan las toxinas, aunque nos acostemos con la piel limpia. Por la mañana, lo hago siempre con el tónico y luego me pongo el renovador celular antiarrugas. En verano, a veces, se me seca más la piel y utilizo la Luna de Rosas. Por la noche, desmaquillante, tónico y el renovador celular antiarrugas.

En los 90′ hubo un eslogan que decía: ‘La arruga es bella’. ¿Cuánto de verdad hay en esta frase?
Estoy totalmente de acuerdo. Es más, siempre digo que las arrugas son las cicatrices de nuestra vida y son las que nos recuerdan las risas, los buenos y malos momentos,… Por eso, me parece importantísimo que no las borremos. Tenemos que estar orgullosos de nuestra vida. No podemos eliminarlas, al revés, lo que hay que hacer es cuidarlas, mimarlas, tenerlas protegidas, bien hidratadas,…

 

Carla Royo Villanova es la responsable de Carla Bulgaria Roses Beauty.
Carla Royo Villanova es la responsable de Carla Bulgaria Roses Beauty.

Igual que tenemos los recuerdos…
Sí, igual. Es parte de la historia de nuestra vida y como tales, las tenemos que cuidar.

Sus cremas son muy naturales. ¿Es importante vivir en consonancia con la naturaleza?
Sí, porque somos naturaleza y dependemos de ella. Es verdad que ha habido muchos años en los que la hemos tenido muy abandonada, pero últimamente parece que es como moda, tiene que dejar de serlo para convertirse en un hábito de higiene mental.

¿Tenemos distintos tratamientos a los 20, a los 30, a los 40, a los 50 años?
Sí, porque la piel cambia. La piel de las personas mayores es mucho más fina, más secas, se irrita con facilidad. Esa piel tienen que tener un tratamiento totalmente distinto al de una niña de 20 años, con todos sus colágenos y sus elastinas en perfecto estado. Lo que hay que intentar es que esa niña tenga la piel bien hidratada y bien cuidada muchos años.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba