Local

Ana María: «Tenía seis avales para una casa con una deuda de 130.000€»

Ana María.
Ana María.

Compré un piso en Pizarrales con toda la ilusión del mundo. Lo puse a mi gusto y lo reformé. En 2004 montamos una empresa familiar y nos iba bien, no gastábamos más de lo necesario ni nada de eso. Pero la empresa se vino abajo, en ese momento yo pagaba una hipoteca de 380 € y, por ser honrada y pagarle a todo el mundo el dinero, rehipotequé mi casa y a partir de ahí ya fue el doble de dinero a pagar¨, relata Ana María, una de las personas que conforman la plataforma Stop Desahucios Salamanca.

Durante algún tiempo, Ana María ha podido pagar lo que debe. Pidió ayuda a sus padres aunque, confiesa, que en ese momento ¨tenía seis avales, mis dos hijos, mis padres y mi marido y yo, para una casa con una deuda de 130.000 euros¨.

De esta forma, Ana María se vio desesperada, ya que tenía una clausula suelo, la cual pidió por favor a la directora del banco que se la quitara, pero no tuvo esa suerte y no se la quitaron. Así que acudió a Stop Desahucios Salamanca y ellos fueron al banco con ella. La actitud del propio banco cambió completamente y al final, le concedieron la dación en pago. ¨Ahora mismo me he quedado con un alquiler muy alto, de 320 euros que estamos luchando por bajarlo, porque eso no es un alquiler social en Pizarrales sino que es un alquiler normal¨.

Ana María admite que siente pena porque es su propia casa la que ha hecho suya poco a poco, pero sabe darle la vuelta y sacar el lado positivo al asunto y reconoce que ¨tienes que cambiar el chip porque si no mueres. Gracias a la Plataforma pude hacer la dación en pago con el Banco Popular porque si no a mí me hubieran desahuciado, a mis padres les hubieran echado de su casa y a mis hijos les hubieran arruinado la vida¨.

Alquiler social

Todas las semanas, Stop Desahucios Salamanca ayuda a muchas personas y siempre tienen algo entre manos, ya sea que se haya llegado a un acuerdo o que el banco quiera negociar. Lo que más llevan a cabo son carencias, restructuraciones y daciones en pago aunque estas últimas menos, ya que las personas no se quiere deshacer de su casa, pero cuando no les queda otra, pues acuden a la dación en pago. Consideran que hay entidades más permisivas que otras, que dan mas facilidades. Pero que al final todas acaban cediendo.

Desde Stop Desahucios Salamanca consideran que si se reforma Ley Hipotecaria va a ser para mejor, pero que las personas no van a dejar de pagar por eso. ¨La gente quiere pagar y quiere seguir con su casa, nadie se compra una casa para perderla y para no pagarla, lo que pasa es que las circunstancias han sido complicadas con la llegada de la crisis que nos machacó y había que decidir o comes o pagas y esto ya es un tópico¨, puntualiza Ana María. 

En cuanto al tema de el alquiler social en España, consideran que hay muchas viviendas vacías y, por tanto, no debería de haber nadie en la calle. Explican que esas viviendas podían dárselas a familias que están pasándolo mal y que, sin embargo, prefieren que estén viviendo con los padres, con los hijos o, incluso, en la calle. Y esto es una cosa que no se entiende¨.

A la hora de preguntarles si piensan que hay otras soluciones a partir de los desahucios, admiten por ejemplo que hay otros métodos como la dación pago, el alquiler social, las carencias, etc. ¨

Una de las acciones de la Plataforma Stop Desahucios Salamanca.
Una de las acciones de la Plataforma Stop Desahucios Salamanca.

Acciones de la Plataforma

Desde 2008, año en el que comienza la crisis económica, se ha intensificado el desempleo en España y con el las ejecuciones hipotecarias y los desahucios. Son 14 millones de personas las que viven en situación de pobreza, según un Informe sobre el Estado Social de la Nación 2015.

Son casos que se repiten día a día en nuestro país. Cada uno de ellos diferente, pero todos tienen cosas en común: el temor a quedarse en la calle y perderlo todo. Por ello, plataformas como Stop Desahucios Salamanca luchan por la vivienda digna y la defensa de los abusos de bancos y cajas que lleva ya 2 años y medio en funcionamiento.

Por: Pilar Herrero


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Muchos millones de personas me parecen esos, no me fio de las estadísticas. Lo que si sé que en muchos casos es un montaje para conseguir la dación de pago y luego comprarse un piso más barato, con menos hipoteca y etc. Sé de lo que hablo porque trabajo en un gremio relacionado con el tema. Y es curioso que de este tipo de gente no habla nadie, sólo de la parte sensacionalista para golpear a otros. El periodismo tiene que ser imparcial, no se pueden declarar partidistas con nadie, hay que dar la noticia, no el culebrón.

Deja un comentario

Botón volver arriba