General

¡Hay que mejorar! // We must improve!

Está en boca de todos la necesidad de mejorar, innovar (es otra forma de mejora), satisfacer al cliente, pero gran parte de las empresas certifican sus sistemas de calidad, medioambientales o de prevención de riesgos laborales únicamente porque les sitúa en mejor posición a la hora de licitar o porque ciertos clientes lo exigen, olvidando que tienen en sus manos una de las mejores herramientas para ser competitivos.

 

Cómo ya he comentado, la alta dirección tiene que comprender correctamente la esencia de la Calidad Total y armonizar los pensamientos de las personas, al tiempo que se compromete con los objetivos de mejora y atención a sus clientes.

Para armonizar, y digo armonizar no manipular, las opiniones de los ejecutivos y trabajadores se deben considerar planes educativos que desarrollen sus habilidades y permitan establecer una buena organización entendiéndola como la aclaración de la responsabilidad y la autoridad y sabiendo que la autoridad se puede delegar pero no la responsabilidad. Para lograrlo enumero algunas máximas a tener en cuenta:

  • El control de la calidad empieza y termina con la educación.
  • La educación tiene que continuar mientras sobreviva la empresa.
  • Cuando se pone en práctica el control de calidad, todo el personal tiene que someterse a una inmersión total.
  • Las personas muestran su capacidad verdadera cuando se utilizan adecuadamente sus habilidades y se les da responsabilidad.
  • En vez de expresar su propias opiniones, escuche lo que otros tienen que decir.
  • Para dirigir es esencial favorecer a las personas en las que se puede confiar. La dirección debe basarse en la creencia de que la naturaleza humana es fundamentalmente buena.
  • Para poner en práctica el control de calidad, se tiene que racionalizar la organización.
  • Si se pone en práctica el control de calidad quedan claros los deberes de los operarios y mandos, se establecen los departamentos técnicos y se establece la tecnología real.
  • La confianza sin fundamento obstruye el progreso.

We must improve!

It is the talk of the need to improve, innovate (it is another way of improvement), satisfy the customer, but many of the companies certify their quality systems, environmental or occupational risk prevention only because it stands in a better position for tendering or because of certain customers require, forgetting that they have in their hands one of the best tools to be competitive.

As I said, top management has to correctly understand the essence of Total Quality and harmonize the thoughts of people, while being committed to the objectives of improvement and attention to their customers.

To harmonize, I say harmonize but not manipulate, the opinions of executives and workers should consider educational plans to develop their skills and for establishing a good organization understood as the clarification of responsibility and authority and knowing that you can delegate authority but no responsibility. To achieve it, I list some tips to be considered:

  • The quality control begins and ends with education.
  • The education must continue while the company survives.
  • When implemented quality control, all staff have to undergo a total immersion.
  • People show their true ability when their abilities are properly used and responsibility is given.
  • Instead of expressing their own opinions, listen to what others have to say.
  • For leading it is essential to encourage the people you can trust. Management must be based on the belief that human nature is fundamentally good.
  • To implement quality control, we have to streamline the organization.
  • Duties of operators and managers are clear, technical departments are set and the actual technology is established whether implemented quality control.
  • Unfounded confidence obstructs progress.

Más información en: GESPROSAL


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba