Aprende a ser feliz

Déjate guiar por tu cabeza

En la mayoría de ocasiones tomamos decisiones a través del análisis. Pero muchas veces las mejores ideas aparecen cuando menos lo esperamos; estás cerrando el ordenador tras una larga noche de trabajo y en unos minutos te ves volviendo a encenderlo. Parece que basta con dejar un problema para que la solución aparezca.
Durante años hemos despreciado nuestra capacidad intuitiva. La palabra intuición ha sido catalogada como una especie de habilidad “mágica”. Algo completamente irracional.

No hemos sabido valorar nuestros presentimientos y los hemos catalogados de pálpitos falsos.

Muchas personas se han dejado guiar por estas sensaciones y no estaban equivocadas al hacerlo. Científicos han descubierto que el desarrollo de estas ideas que surgen de repente se encuentra en un complejo proceso pre-consciente.

El resultado que la intuición nos ofrece ante un problema surge del trabajo de nuestra mente, que recoge y analiza información sin que seamos conscientes de ello.

Y las decisiones tomadas por la intuición no solamente son válidas, podrían ser incluso más efectivas que nuestros largos análisis conscientes. Cuando nos enfrentamos a un problema complejo, nuestra inteligencia intuitiva puede tener en cuenta más factores para solucionarlo.

Es fascinante, no sabemos cómo hemos llegado a la solución pero nuestro cerebro ya lo ha hecho por nosotros. Y además esta capacidad se puede entrenar y educar.

Una persona debería conocer, por tanto, cuando escuchar su intuición para que esta sea aprovechable.

Las personas creativas saben cuando guiarse por sus presentimientos y cuando hacer un análisis más racional. Hay que ponerse manos a la obra. La próxima vez déjate guiar por el corazón… digo… ¡por tu cabeza!

Fran V. Hdez. @FRANVHDEZ
Pedagogo. Formador de élite.
Experto en Gestión y Desarrollo del Talento para jóvenes Si quieres seguir leyendo sobre felicidad coaching, inteligencia emocional, Liderazgo puedes visitarnos en la Universidad de la Felicidad.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba