Economía

Revelan la situación “insostenible y deplorable” de las oficinas de empleo

Comisiones Obreras de Salamanca, Emilio Pérez Prieto, junto al responsable de sección sindical de la Junta, Manuel Ángel González Manjón, y el orientador laboral del ECyL, José María San Román Sevillano, han calificado como una “agonía permanente y cada vez más deplorable” la que sufre el servicio público de empleo de Castilla y León en Salamanca, mientras florecen las agencias privadas de colocación.

 

Por ello, siguen demandando y pidiendo al gobierno de la Junta de Castilla y León que aclaren y consensúen con los agentes sociales cuál es el modelo que quieren, de atención pública, para las personas desempleadas de la provincia de Salamanca.

“La situación del ECyL de Salamanca y de la provincia es insostenible como consecuencia de la reducción drástica que se está produciendo de personal, tanto técnico como administrativo”, explica Emilio Pérez Prieto, secretario provincial de CCOO.

Asimismo, esta situación de deterioro afecta tanto a las personas demandantes de empleo en Salamanca como a los trabajadores que prestan servicio en el ECyL que llevan trabajando ya hace tiempo en una situación de “grave precariedad”.

Los datos

La situación de escasez de personal en las distintas oficinas de empleo es límite. Por ello, según los últimos datos de las oficinas del ECyL, había 31.513 desempleados en Salamanca en el mes de octubre, y todos ellos repartidos en las distintas oficinas que están siendo atendidas de una manera “deficiente, insuficiente y con unas carencias de personal insostenible”, matiza el secretario provincial de CCOO.

La situación de la oficina de San José, que cuenta con 11.389 personas desempleadas registradas, ha visto reducida la plantilla de trabajadores un 25%.

La oficina de empleo de San Quintín, que contaba con 11.305 personas paradas en el pasado mes de octubre, ha visto reducida la plantilla de trabajadores en algo más del 36%.

En la oficina de empleo de Béjar, que en este momento no puede dar el servicio de orientación laboral porque la gerencia no sustituye las bajas, cuenta con 2.535 parados.

En cuanto a la oficina de empleo de Ciudad Rodrigo cuenta con 2.686 personas paradas, y la de Guijuelo cuenta con 924 parados.

La oficina de empleo de Peñaranda también se encuentra en situación de carencia de personal dificultándose la actividad más allá de las meras actuaciones administrativas y cuenta con 1.471 personas desempleadas, mientras que la de Vitigudino cuenta con 1.203 personas paradas y, además, está atendida tres días a la semana por una sola persona.

Consecuencias

Desde Comisiones Obreras consideran que esta ausencia de personal administrativo en todas las oficinas hace necesario que sea el personal técnico el que asuma dichas tareas. Además de todo esto, se está poniendo en «serio peligro» la calidad de la atención a la ciudadanía que día a día requiere de un seguimiento en su situación de desempleo, así como en el pago de sus prestaciones y subsidios.

“La primera consecuencia es de la dejación que sigue haciendo la gerencia territorial del ECyL en la región y la segunda consecuencia es del último concurso de traslados que se llevó a cabo durante el mes de octubre en Salamanca y que han sido numerosas las personas que han abandonado su puesto de trabajo para irse a otros departamentos”, aclara Emilio Pérez Prieto, secretario general de CCOO.

Agencias privadas

Por otra parte, Comisiones Obreras asegura desconocer cuál es la situación en que se sitúa el proceso de privatización al que se viene sometiendo la atención a los demandantes de empleo en Castilla y León y, en concreto, en Salamanca, además de no saber cuál es el uso que hacen estas agencias privadas, como según apuntaron la Fundación Socrates e IBECON, con los datos personales de los usuarios del ECyL. “Es necesario que el ECyL aclare si dichas agencias privadas están subcontratando sus servicios y cuál es el nivel de subcontratación”, matiza así el secretario general de CCOO.

Finalmente, también han querido subrayar que la vía de la privatización de los servicios de empleo no mejorará la atención a los desempleados de Castilla y León y que si esos 5,93 millones de euros anunciados para subvencionar en 2016 a las agencias privadas de colocación se destinarán a contratar personal profesional cualificado para las oficinas públicas de empleo.

Texto: Pilar Herrero Zazo



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba