Economía

Los autónomos tardan 111 días en cobrar de la administración

Los autónomos tardan una media de 111 días en cobrar de las administraciones y 85 del sector privado.

Un trabajador autónomo tarda casi cien días en cobrar sus facturas teniendo en cuenta las cifras de morosidad de las administraciones públicas (estatales, autonómicas, entes locales, diputaciones y empresas públicas) y la de las empresas privadas. En el primer caso ¬-y al cabo del primer trimestre del año- los pagos se extienden hasta los 111 días de media, según datos recogidos en el Observatorio del Trabajo Autónomo que elabora la federación ATA a través de una encuesta a más de mil asociados. Son 18 días menos que los que tardaban en pagar las administraciones públicas al cierre de 2013. Respecto a las deudas del sector privado con los autónomos, se mantienen en el entorno de los 85 días.

El informe destaca que, gracias al último plan de pago a proveedores puesto en marcha por el Gobierno, la morosidad pública se ha reducido prácticamente un 40% en el primer trimestre: 1.500 millones menos que a finales del pasado año, lo que deja el monto total en torno a los 2.422 millones de euros. Además, el plazo medio de pago se ha reducido hasta los 111 días de media. Muy lejos, eso sí, de los 30 días que establece como tope la ley de Morosidad y la Directiva Europea.

Los ayuntamientos -que son, por otra parte, los principales contratistas públicos de los autónomos- han reducido su morosidad de los 118 días de diciembre a los 98 actuales. Las comunidades autónomas han pasado de 140 a 124. Por su parte, la administración central prácticamente paga dentro del plazo marcado por la ley: 34 días.

La encuesta de ATA recoge también los plazos de pago de las empresas privadas, y establece además una diferenciación según su tamaño. Como regla general, el sector privado paga a una media de 85 días, 25 por encima del máximo establecido (60 días). Pero constata que, cuanto más grande es una empresa, más tarda en abonar sus facturas con los autónomos. Las que tienen entre 1 y 9 trabajadores pagan a una media de 60 días, dentro por tanto del plazo legal. La morosidad se amplía hasta los 79 días en el caso de las compañías que tienen entre 50 y 250 empleados. Y se dispara hasta los 127 en aquellas que superan los 1.000.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba