Economía

Salamanca pierde el 6% de los bares

La hostelería salmantina está travesando por un momento delicado. Es uno de los directamente afectados por la crisis de consumo que ha ocasionado el paro y el temor a que la situación no mejorará en mucho tiempo. Eso ha propiciado un descenso del 6 por ciento en el número de establecimientos (bares y restaurantes) existentes en Salamanca desde 2010.

 

La provincia contaba a primeros de 2013 (último dato conocido) con 2.481 negocios hosteleros, 166 menos que en los albores de 2010, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (Ine).

Eso supone un descenso del 6,3 por ciento neto, después de contabilizar las altas y las bajas que se han producido en este periodo debido a las jubilaciones y los cierres.

La reducción del parque empresarial hostelero de la provincia ha sido constante desde 2010, pero la asociación de empresarios salmantinos de hostelería considera que “ahora estamos en un número similar de cierres y aperturas”, lo que puede haber frenado la sangría en el sector, según explica Cristina Ruiz, gerente de la asociación.

Saturación

No se pronuncia sobre la posible saturación del sector. “La oferta y la demanda están ahí. Salamanca tiene gran capacidad hostelera y hay que dar calidad, porque con calidad podemos trabajar muchos”, comenta.

Como es habitual, la mayor parte de los establecimientos están gestionados por los dueños y no tienen empleados, aunque se han producido algunos cambios. En 2010, justo la mitad de los locales carecían de empleados, pero tres años más tarde ese porcentaje había bajado hasta el 46 por ciento.

En consecuencia, han aumentado los establecimientos (hablamos de bares y restaurantes) que tienen entre uno y dos empleados. Ahora se encuentran en esa situación el 33 por ciento, frente al 29 por ciento de hace cuatro años.

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba