Provincia

Saloro, pendiente de la Junta para abrir la mina de Barruecopardo

Saloro ha mantenido este martes una reunión informativa en Vitigudino con los alcaldes de Barruecopado, Bermellar, Cerezal de Peñahorcada, Hinojosa de Duero, El Milano, Saldeana, Saucelle, Vilvestre, Villasbuenas y Vitigudino con el fin de informarles sobre el estado y los últimos avances de los trámites administrativos necesarios para la reapertura de la mina de wolframio de Barruecopardo.

 

Durante el encuentro, Saloro comunicó a los regidores municipales que la empresa está preparada para poner en marcha la mina de Barruecopardo una vez que la Junta de Castilla y León conceda los últimos trámites y permisos necesarios para comenzar a trabajar, y el ayuntamiento conceda las licencias de actividad y acondicione los accesos a la explotación.

Los representantes de Saloro recordaron que en el 2012 entregaron a la Junta de Castilla y León toda la documentación necesaria para tramitar la concesión de los permisos de explotación de la mina de Barruecopardo. “Hoy creemos que la reapertura de la mina está más próxima que nunca”, señaló Stephen Nicol, director general de Saloro.

También se informó a los alcaldes asistentes sobre los últimos avances cosechados por el proyecto en materia medioambiental -recibió la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable por parte de la Consejería de Medio Ambiente de Castilla y León- y financiera -en el mes de abril Saloro firmó un acuerdo con la compañía Noble Resources International, mediante el cual ésta comprará el 100% del wolframio que se produzca en la mina de Barruecopardo durante los cinco primeros años de actividad.

Fin del proceso

“Nuestro deseo es que este proceso administrativo culmine más pronto que tarde. Sabemos, tan bien como ustedes, que este proyecto que tiene prevista la creación de más de 300 puestos de trabajo entre directos e indirectos traerá beneficios para la comarca de Vitigudino y sus conciudadanos. Podemos afirmarles que estamos en disposición de ponerlo en marcha a efectos inmediatos desde el momento en que nos concedan los permisos”, concluyó Stephen Nicol.

En lo que a trámites municipales se refiere, Saloro y el Ayuntamiento de Barruecopardo siempre han mantenido una estrecha colaboración y una fluida comunicación a lo largo de los 10 años de andadura del proyecto minero de Saloro en Barruecoardo. Durante este período, la compañía ha invertido alrededor de 10 millones de euros en el proyecto de reapertura del yacimiento de wolframio y prevé una inversión adicional de 50 millones de euros.

Saloro es la filial española de la compañía irlandesa Ormonde Mining Plc., que cotiza en las Bolsas de Irlanda e Inglaterra, y tiene activos proyectos en diversas regiones de España.

Mina con historia

La mina de wolframio del municipio salmantino de Barruecopardo comenzó a operar a principios de 1900 y se mantuvo activa hasta 1982, año en el que frenó su actividad y cerró. Durante este periodo, la mina fue una de las más importantes fuentes de producción de wolframio a nivel europeo; gran parte del mineral era utilizado como materia prima esencial para la industria europea.

Saloro ha liderado un amplio proceso de investigación y estudios de campo en la zona durante los últimos siete años. Como resultado, la compañía ha demostrado la viabilidad y fortaleza técnica y económica de su proyecto minero en Barruecopardo. Una vez obtenida la aprobación, este proyecto estaría en disposición de producir entre el 10 y el 12% de wolframio mundial, no procedente de China, líder mundial de producción de este mineral con el 85% de la cuota de mercado.

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba