Deportes

La San Silvestre entrega los chips solidarios

El C. D. “Padre Basabe” entregó este jueves el “IX Chip Solidario”, dotado con 6.000 €, a repartir entre las entidades sin ánimo de lucro de Parkinson de Salamanca y Colegio de la inmaculada de Armenteros.

 

A la entidad sin ánimo de lucro Parkinson Salamanca, que fue fundada el 24/11/ 1997 y cuenta con 132 socios, de los cuales 112 son enfermos, y de ellos 26 de inicio temprano, entre 32 y 50 años.

El dinero lo destinarán a pagar el servicio de transporte adaptado con 39 plazas y 5 sillas que cuentan, así como de la furgoneta adaptada de 7 plazas y dos sillas

También le ayudará a sufragar los gastos de los 12 profesionales que desarrollan los servicios de Fisioterapia (3), Neuropsicología (4) TASS (1) Logopedia (1) Trabajador Social (1) Asesoría Jurídica (1) Conductor (1). “Es muy importante incrementar las terapias para que el avance de la enfermedad se ralentice”.

Y a la Fundación Padre Cámara (Colegio La Inmaculada de Armenteros), por la labor que desarrollan, educadores y voluntarios, con 55 niños y niñas en régimen de internado y de edades comprendidas entre los 6 y 20 años, de diferentes países y culturas. Una gran mayoría de ellos con problemas familiares y dificultades económicas y, por tanto, muchos en riesgo de exclusión social.

La aportación mensual del alumnado no llega a cubrir los gastos de Estudios e Internado, por lo que tienen que hacer verdaderos esfuerzos para ir paliando las necesidades del día a día.

La presidenta de la asociación del Parkinson.
La presidenta de la asociación del Parkinson.

Este año, la cuantía del premio se ha incrementado por la generosa iniciativa de Roberto Crespo, antiguo alumno del colegio San Estanislao y un enamorado de la San Sil que va a colaborar con los premiados aportando 1.00 euros que ha recaudado por su cuenta.

Crespo agradeció «la amable oportunidad que me ha brindado la organización de la San Silvestre Salmantina, de poder donar en memoria de mis generosos padre y hermana Félix y Emilia Crespo, (fallecidos en el 2015), y añadir una cifra simbólica al encomiable «Chip Solidario. Así, es para mí un honor destinar 1000 € a los dos importantes proyectos a los que irá destinado este año el chip. La aportación ha sido recaudada entre familiares y amigos durante todo el 2016, (en particular modo mi madre Ángeles Ramos y mi amigo Eduardo Melero Martín, a los que mando un agradecimiento especial). Espero que la Sansil y su imprescindible «Chip» sigan corriendo juntos muchos kilómetros, creciendo año tras año, deportiva y solidariamente.»


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba