Local

Alcer pone el foco en la obesidad en el Día Mundial del Riñón

La asociación Alcer pone el foco en la prevención de la obesidad como medio para evitar padecer enfermedad renal crónica. Ese será su enfoque para celebrar el Día Mundial del Riñón, que tendrá lugar el próximo jueves, 9 de marzo. La asociación pondrá tres mesas informativas en las que repartirán menús tipo para llevar un estilo de vida más saludable.

 

El segundo jueves se celebra el Día Mundial del Riñón, en el que Alcer informará sobre los peligros de padecer la enfermedad renal crónica. Personas con hipertensión, diabetes, obesidad o  consumidores de tabaco y alcohol tienen más probabilidades de padecer esta enfermedad, que, si no se descubre a tiempo, puede acabar en diálisis y trasplante.

En España podemos presumir de llevar una dieta mediterránea, pero los cambios en el estilo de vida hacen que muchas personas abusen de la comida basura y el sedentarismo, algo que influye en el número de personas con enfermedades renales.

Llevar una vida más sana es la clave para evitar padecer este mal. Por ello, Alcer instalará tres mesas informativas en el Hospital Clínico, la Plaza Mayor y la Plaza del Liceo para concienciar sobre la necesidad de cambiar de hábitos. Se darán menús tipo con nutrición saludable y se tomará la tensión a aquellos interesados. Las mesas estarán desde las 10.30 hasta las 14.00 horas. Por la noche, la fuente de la rotonda de Puerta Zamora se teñirá de los colores de la asociación, naranja y verde.

Lérida Eleno, doctora y coordinadora de un grupo de investigación multidisciplinar, estudia las aplicaciones en terapia renal y vascular en casos de fracaso renal agudo. Ha recalcado que este año el Día Mundial del Riñón estará dedicado a prevenir la obesidad, considerada ya una pandemia a nivel mundial por malnutrición y falta de actividad física. La obesidad produce numerosos daños, como la diabetes tipo dos y enfermedades cardiovasculares. La manera de prevenirla, insiste, es una dieta sana y equilibrada y la actividad física.

La doctora ha explicado que la enfermedad renal es muy silenciosa y que, por desgracia, se empieza a detectar a medio y largo plazo. Esto se debe a que el riñón es un órgano muy resistente y no delata la tenencia de algún daño hasta que este es ya muy avanzado. Por ello, la mejor vía para evitar terminar en diálisis es prevenir, sobre todo prestando especial atención a la obesidad.

Texto y foto: Paula Castro Morán



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba