Local

Quequé, en estado puro

 

Un minuto de silencio por la última víctima de violencia de género y comenzó el acto cívico en la Plaza Mayor de la retirada del Medallón de Franco en el que participaron Quequé, Baltasar Garzón, Ángel Iglesias, Matilde Garcón o Néstor Prieto, entre otros

 

Quequé comenzó agradeciendo que estuviera nublado porque sería chocante estar de “cara al sol” en un acto como el del acto cívico de la retirada del Medallón del “dinosaurio”, que como no podía ser de otra manera “nos mira desde la derecha”. (Risas por parte del millar de personas, más o menos, que se dieron cita en la Plaza Mayor)

El humorista salmantino Quequé, encargado de dirigir el acto cívico por la retirada del medallón, en la Plaza Mayor.Lamentó que “Sir Lancelot” no hubiera dado ningún paso por “cumplir la ley”. Por ello, agradeció sinceramente que “un grupo de insensatos quisieran cumplir la ley “, y han conseguido con esfuerzo que por fin se retire la imagen del “dinosaurio” de la Plaza Mayor.

Quequé, salmantino de nacimiento, cosechó un sonoro aplauso cuando aludió a que sus paisano no se merecen “que la cara de un dictador esté en la Plaza Mayor más bonita del mundo”.

No hay nada más serio que hacer reír. Por ello, el humorista aprovechó la ocasión que le brindaba el tener al público entregado y atento para recordar que “hay pocas cosas que abran tantas heridas” como el tener un medallón de un dictador y no rendirle homenaje a las víctimas de la barbarie.

Baltasar Garzón participó en el acto cívico por la retirada del medallón junto a Matilde Garzón, Ángel Iglesias, Nesotr Prieto y otros polítcos y víctimas de la barbarie franquista.
Baltasar Garzón participó en el acto cívico por la retirada del medallón junto a Matilde Garzón, Ángel Iglesias, Néstor Prieto y otros políticos y víctimas de la barbarie franquista.

“El medallón es feo. No se parece nada al ‘dinosaurio’. Es más, estando en la Plaza, tiene más valor artístico un elefante que se tira un pedo cada hora”.

Concluyó con un deseo. “Hay ganas de que Salamanca deje de ser el último reducto del franquismo”.

Quequé dio paso a Ángel Iglesias que recordó la historia de su familia, a Matilde Garzón, que “echó de menos al alcalde en este acto”, a Néstor Prieto, que recordó a los 1.000 muertos en Salamanca y a que aún quedan personas enterradas en las cunetas, en una ciudad donde durante la Guerra Civil no se cavaron trincheras, ni se libraron batallas. El juez Baltasar Garzón compartió escenario con políticos y familiares de víctimas de la incivil guerra, que diría Unamuno.

FOTOS,  RETIRADA DEL MEDALLÓN

 

Mostrar más


Noticias relacionadas

2 comentarios

Deja un comentario

Botón volver arriba