Local

Los taxistas secundan el paro contra Uber y Cabify

La Asociación Provincial de Auto Radio Taxi, integrada en la patronal salmantina Confaes y mayoritaria dentro del área metropolitana, ha secundado junto a otras asociaciones del sector en Salamanca el paro de una hora a partir de las 12 de la mañana en contra de plataformas como Cabify o Uber. 

 

Esta movilización, que ha tenido lugar frente a la Subdelegación del Gobierno y en la que han participado un centenar de taxistas, está enmarcada dentro del paro nacional impulsado por un sector que lucha especialmente contra las empresas que utilizan las licencias VTC (Vehículos de Transporte con Conductor) como un servicio análogo al que realizan los taxis.

En el caso de Salamanca, “pese a que no estén muy desarrolladas, más tarde o más temprano se implantarán aquí. Hay que ver el caso de nuestros compañeros de grandes ciudades como Madrid, Barcelona…”, ha explicado María Fernández, presidenta de la Asociación que reúne a los taxistas del área metropolitana.

taxi protesta por uber y cabify 5

A través de esta protesta, los taxis metropolitanos han querido mostrar “su completo apoyo al sector del taxi ante empresas que están realizando una competencia desleal, porque ni pagan las licencias que nosotros pagamos ni hacen frente a los mismos impuestos que autónomos como nosotros, de los que dependen tantas familias en esta provincia”, ha argumentado.

Pese a que la protesta del sector del taxi no implique directamente a empresas como Blablacar, este servicio de coche compartido también está en el punto de mira de los profesionales salmantinos. Desde su implantación, los taxistas han sufrido una merma en el número de servicios que realizan diariamente desde y hasta las estaciones de tren y autobús.

taxi protesta por uber y cabify 2

Manuel Egido, de la asociación Radio Taxi, explica que el Blablacar ha reducido en un 10% el negocio de los taxistas, porcentaje que se suma al «45% que hemos perdido con la crisis».

Egido señaló que en Salamanca ahora el principal problema es el elevado número de licencias que hay, un total de 223 para una población de 148.000 personas, «por lo que sobran 40 o 50 licencias«, dijo.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba