Local

El Ayuntamiento compra el edificio de Aescon en Puente Ladrillo

El Ayuntamiento de Salamanca aprueba en la Comisión de Contratación la compra del antiguo edificio de Aescon en la calle Santiago Madrigal (Puente Ladrillo-Toreses) por un total de 851.498 euros. Este edificio se decidió construir en el año 2003 aunque no cumplía con la legalidad. Hoy en día está sin uso.

 

Fernando Castaño, concejal de Ciudadanos, ha anunciado este martes que “los políticos de este Ayuntamiento en la Comisión de Contratación, que yo mismo presido, hemos decidido comprar el edificio de Aescon”, a lo que añadió que, con ello, “compramos la vergüenza y la solución a una irregularidad”, refiriéndose a la irregularidad de gestión llevada a cabo por el PP y el PSOE. Se pagarán por este inmueble más de 850.000 euros procedentes de las arcas públicas.

Este edificio, que según Castaño se construyó “a la usanza del antiguo Oeste”, pertenece a la patronal de los constructores, Aescon. Su puesta en marcha se aprobó por acuerdo plenario con unanimidad de PP y PSOE constituyendo el derecho de superficie a favor de Aescon, aunque contaba con informes desfavorables que señalaban la ilegalidad. Tras la denegación de la inscripción, el equipo de gobierno “decide tomar la justicia por su mano”, en palabras del concejal, y lo construye a pesar de ello.

Según ha informado Fernando Castaño, al Ayuntamiento le quedaban tres opciones: perder el suelo, perder el valor de 546.000 euros aproximadamente (precio fijado por el Patronato de la Vivienda), o quedarse con el edificio “pagando un precio razonable”. PP, PSOE y C’s se decantaron por esta última opción para tener la posibilidad de utilizar el edificio para otras cuestiones necesarias. Pese a que Ciudadanos condena el comportamiento irregular que se llevó a cabo, Castaño ha declarado que prefieren “ser parte de la solución”.

Tras su adquisición, este edificio podría utilizarse para fomento del empleo o para ofrecer un servicio al barrio. Se plantean las posibilidades de utilizarlo como espacio de coworking debido a sus amplias salas modulares. Por otro lado, el edificio posee un simulador de riesgos laborales que puede resultar de utilidad.

Texto y foto: Paula Castro Morán


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba