Local

Las preguntas que debe responder Mañueco,… sin intermediarios

Mientras la oposición intenta ponerse de acuerdo sobre cómo forzar a Mañueco para que dé la cara por su presunta implicación en el ‘caso Lezo’ de corrupción en el PP, el alcalde de Salamanca y presidente del partido en Castilla y León pasa por sus horas más bajas, después de la euforia de su encumbramiento a lo más alto del partido en la región. De momento solo ha reaccionado con una respuesta balbuceante y se ha escondido.

 

Al aparecer su nombre en una conversación grabada por la Guardia Civil a los hermanos González, encarcelados por la trama de saqueo de dinero púbico para enriquecerse y financiar presuntamente al PP, ha hecho tambalear su mundo y su prometedora carrera política.

En esa comprometedora conversación el expresidente de la Comunidad de Madrid se refiere a él con una familiaridad que denota un trato y un conocimiento previos y, sobre todo, un compromiso por parte de Mañueco de hacer de conseguidor para la trama de un negocio de más de 8 millones de euros mediante la adjudicación de cuatro guarderías municipales en Salamanca (las tres de la ciudad del Tormes y posiblemente la de Villares de la Reina).

Lo que más ha asustado al alcalde es la convicción de que ha sido objeto de fuego amigo. Que le han aupado a la cima del PP regional para convertirlo en un blanco más fácil y amplificar la repercusión de su presunta implicación (no sabemos hasta qué grado), y eso debe atemorizar a cualquiera.

Esto no justifica la inexplicable desaparición en combate del alcalde salmantino, que tras la difusión de su presunta implicación con la trama de corrupción de los hermanos González solo ha dado una respuesta balbuceante, que lejos de aclarar su relación con esta trama, alimenta las especulaciones.

Lo más gordo es que ni siquiera parece (salvo que otras grabaciones indicaran lo contrario) que Mañueco pidiera una parte del pastel, sino que, simpre presuntsamente, habría hecho de mero conseguidor de un contrato millonario para la trama del ‘caso Lezo‘, cuyo beneficiario sería una empresa constituida por la mujer de Ignacio González y la dueña del grupo salmantino de guarderías Mis Pollitos.

Si no buscaba dinero quizá le bastaba con quedar bien con el expresidente de la Comunidad de Madrid, y que hablara bien de él en los cenáculos madrileños, por si eso favorecía su proyección lejos de Salamanca y Castilla y León y le abría puertas más principales (todavía), como si las que ya tiene no lo fueran y no estuvieran bien recompensadas (ahora gana 90.000 euros al año, bastante más que Rajoy).

O pensaría que es ‘normal’ que si un peso pesado del partido te llama para arreglar un negocio millonario se obedece buscando la palmadita en la espalda, como un buen chico.

Casualidades

El caso es que, casualmente, meses después de esa conversación grabada a los hermanos González el Ayuntamiento de Salamanca, a través de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, inició en abril de este año la licitación de las tres guarderías municipales, agrupándolas en un solo lote y añadiendo al contrato el mantenimiento y el comedor, que antes se licitaban aparte. Se hizo todo lo que se pudo para engordar el negocio lo máximo posible, como si estuviera hecho a medida de una empresa, para que ella y solo ella cumpliera los requisitos. Casualmente, la que montó la mujer de González con la empresaria salmantina de Mis Pollitos los cumplía.

Si la trama del ‘caso Lezo’ no hubiera interrumpido su actividad criminal, tras la detención de sus presuntos cabecillas, a estas aturas ya tendría encarrilado el contrato millonario de Salamanca y Mañueco, que de momento solo puede ver dañada su integridad política y honorabilidad, tendría que responder, previsiblemente, por la vía penal.

Eso le ha dado un cierto respiro, pero luego ha vuelto a empeorar su situación buscando una salida que añade confusión a todo esto. Desbordado como parece que está, y asustado, se ha encomendado al ‘know how’ de Fernando Rodríguez, que ha dado la cara por él como parece que el propio Mañueco la habría dado por Ignacio González.

El portavoz municipal del PP no pinta nada en este episodio (que sepamos) y Mañueco ha recurrido a él porque de todos es conocida la habilidad de Fernando Rodríguez para deformar la realidad hasta crear otra paralela en la que todo es jauja, y tan ricamente.

Confía tanto en sus capacidades, que incluso le ha permitido poner su voz al desconcertante comunicado del alcalde, para borrar cualquier rastro de Mañueco en el escándalo.

No en vano, Rodríguez tiene una experiencia que le avala. No hace mucho ya salió indemne tras reconocer que había realizado presuntos pagos e ingresos en B para la campaña electoral del PP salmantino en 1999, así que esto, que de momento solo consta de una conversación comprometedora entre dos hermanos ya encarcelados, se le queda pequeño. Con decir que cómo vamos a dar credibilidad a lo que dicen dos presuntos delincuentes y que aquí no se ha adjudicado el contrato, sobresee el caso. Y a hablar de Venezuela.

Mañueco ya tiene un manchón en su expediente, porque no se aparece en esas conversaciones por casualidad. Pero, si no quiere que se extienda, tiene que dar muchas explicaciones sin recurrir a escudos humanos.

Mientras la oposición se pone de acuerdo para someterlo a un interrogatorio en el pleno municipal, tiene que saber que debe responder a varias preguntas trascendentales para que nuestra intranquilidad no se convierta en indignación:

-¿Cuántas veces ha hablado con Ignacio González en los últimos dos años?

-¿Si González le conoce bastante bien, es que se conocía mutuamente?

– ¿Tenían confianza para hablar de negocios?

– ¿No le pareció extraño que González se interesara por las escuelas infantiles municipales de Salamanca o esa es la forma de proceder habitual en el PP?

– ¿Le prometió la adjudicación del concurso que iba a salir en abril de 2017? o ¿le ofreció a González las escuelas salmantinas?

– ¿Quién dio la orden en la Fundación de cambiar la licitación de las escuelas infantiles salmantinas respecto a convocatorias anteriores?

– ¿Sabía el alcalde que se había cambiado la licitación?

– ¿Qué concejal o concejales del PP han participado en la elaboración de las directrices de esta licitación?

– ¿En qué empresas se estaba pensando al fijar condiciones tan leoninas como que los candidatos tenían que facturar al menos 1,2 millones de euros el año anterior en este mismo sector, y tener una experiencia de cinco años?

– ¿Por qué no se ha anulado ya la licitación bajo sospecha?


Noticias relacionadas

2 comentarios

  1. Jajaja…, Este formidable artículo es un certero tiro a la cerviz de La Cueva de Ali Babá y a los X`s ladrones del PP. que anidan en la procelosa Fundación «Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes «.
    Hace casi medio año, un grupo de salmantinos/as indignados por tanta corrupción del PP en el Ayuntaminto, propusieron la creación de una PLATAFORMA CIUDADANA para promover una auditoria a la oscura y pestilente gestión de la Fundación SCdCS, en donde entra mucho dinero público con cero transparencia y en donde se guisan y aliñan supuestas tramas criminales peperas, entre otras, la de las guarderias.
    Esta iniciativa ciudadana, en fase de estudio y estrategias de actuación, surgió al comprobar que aunque el PP no tiene mayoría absoluta, su Portavoz, que posee desde décadas, la habilidad maquiavélica y paranoide para «deformar la realidad hasta crear otra paralela en la que todo es jauja»….., ha conseguido hipnotizar a lo «boa», a los incautos e inexpertos concejales de CIUDADANOS y del PSOE, que, una vez «morfinados», se sumaron alegremente a apoyar al PP en contra de sus promesas electorales de «tolerancia cero» a la corrupción. De éste modo, esos grupos políticos han facilitado con su incomprensible apoyo al PP, que desaparezan PRUEBAS y EXPEDIENTES del tema que nos ocupa y de otros.
    Nota: Alguna sentencia judicial, ya ha definido al partido Popular como «organización criminal» por sus pagos e ingresos en B para las campañas electorales y para muestra, está la del PP salmantino en 1999 y siguientes.. pues una Asociación de la ciudad, ya ha pedido oficialmente al fiscal anticorrupción, que exija al PP las «facturas de las fiestas electorales celebradas en el Alameda Palas y en el Corona Sol desde las elecciones del 2003.

Deja un comentario

Botón volver arriba