Local

Asociaciones de peso dejan la plataforma de la Sanidad Pública

Las Asociaciones de Pacientes (Somos Capaces, AFIBROSAL, Plataforma de Afectados por Hepatitis C Salamanca) junto a la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Salamanca (ADSP) han decidido, “después de meditarlo seriamente”, abandonar la actual Plataforma de Sanidad salmantina “porque no estamos de acuerdo con el nuevo rumbo de actuación decido en  la misma, que se aleja del que se planteó en sus inicios. Participar de las nuevas formas de actuar cuestionaría los principios rectores que rigen nuestras asociaciones”, indican las asociaciones que dejan este colectivo debido a su politización y lo dejan tocado, porque alguna de ellas es la que más capacidad de movilización tiene.

 

Desde el inicio, la Asociación en defensa de la Sanidad pública (ADSP) y las Asociaciones de Pacientes han colaborado con esta plataforma trabajando junto al resto de los integrantes (vecinos, sindicatos, partidos políticos, asociaciones de trabajadores) para tratar de mejorar las deficiencias del sistema sanitario de Salamanca y provincia.

Su participación en la plataforma de sanidad hasta ahora se ha sustentado en “el respeto mutuo y  la solidaridad, la denuncia y análisis de las carencias sanitarias, y el diálogo con los responsables sanitarios aportando posibles vías de solución que fueron elaboradas por grupos de  trabajo, consensuadas y aprobadas por la propia Plataforma”.

La ADSP y las Asociaciones de pacientes dicen que han focalizado su trabajo en el problema que supone para los salmantinos las “inasumibles listas de espera”, y denunciando el deterioro de la calidad asistencial por la falta de personal, medios y materiales. “Igualmente, hemos visibilizado la falta de implicación política para potenciar la atención primaria, tanto urbana como rural”, indica.

El reciente cambio de algunos representantes dentro de la plataforma ha hecho que el modo y el fin de la misma cambien. “De la línea de trabajo proactiva: valoración y estudio de los problemas y sus posibles soluciones, diálogo con los responsables sanitarios marcando objetivos y evaluación sus resultados, se ha pasado a una línea reactiva: la denuncia constante como desgaste y el protagonismo con matices políticos en los medios. Esto ha supuesto una ruptura con todo el riguroso trabajo  anterior, sin llegar siquiera a evaluar los resultados”, afirman las asociaciones que dejan el colectivo. Menos el PP, el resto de partidos apoyaban a este colectivo.

Aseguran que la ADSP y las Asociaciones de Pacientes “seguiremos luchando, reivindicando y defendiendo una sanidad pública de calidad y que esta sirva para ofrecer una respuesta real a los pacientes y también a los trabajadores sanitarios,  y en ese camino es en el que nos volveremos a encontrar”.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba